Presidente panameño veta proyecto de Ley que deroga contrato para puerto

ElEconomista.net

Panamá, 4 jun (EFE).- El presidente de Panamá, Juan Carlos Varela, vetó parcialmente por “inconveniente e inexequible” el artículo de un proyecto de ley que adopta medidas relativas al proceso de apertura de empresas según el uso de suelo o zonificación y dicta otras disposiciones.

Se trata del proyecto de Ley 53, aprobado por el Parlamento el pasado 19 de abril, que busca “terminar con la proliferación de negocios que se dedican a la venta de licor o al entretenimiento en zonas urbanas”.

Esa iniciativa despertó críticas entre la sociedad, dado que uno de sus artículos establece la derogación del contrato-ley para la construcción de un gran puerto de contenedores en las riberas del Canal en la otrora base naval estadounidense de Rodman, ubicada en el lado Pacífico de la vía acuática.

El proyecto legislativo fue presentado por el diputado del opositor Partido Revolucionario Democrático (PRD), Iván Picota, y la adición del artículo 6, que establece la derogación del contrato-ley, fue iniciativa de su correligionario Roberto Ayala, de acuerdo con informes de la prensa local.

La Presidencia panameña precisó este lunes en un comunicado, que Varela en uso de las facultades legales que otorga el numeral 6 del artículo 183 de la Constitución Política, presentó la objeción del artículo 6 del proyecto que a su lectura deroga la Ley 2 de 10 de febrero de 2015.

Esta normativa aprobó el contrato pactado el 28 de octubre de 2014 suscrito entre el Estado y la Sociedad PSA Panamá International Terminal S.A., que autoriza a la empresa a desarrollar, construir, operar, administrar y dirigir una terminal de contenedores, con lo cual se prevé recaudar en impuesto unos 350 millones de dólares, más 27 millones de dólares en tarifa, derecho de uso y muellaje.

“El artículo 276 de nuestra Constitución Política prohíbe expresamente al Órgano Legislativo a expedir leyes que deroguen o modifiquen ingresos contemplados en el Presupuesto de la Nación sin que se reemplace a través de rentas que los sustituyan o aumenten las existentes”, resalta el documento.

Además, detalla que el artículo 166 de la Constitución señala que ningún proyecto será ley de la República, si no ha sido aprobado por la Asamblea Nacional en tres debates en días distintos y sancionadas por el Ejecutivo en la forma que dispone la Constitución.

La nota de prensa indica que existe un fallo de la Corte Suprema de Justicia sobre el tema, que trata de materia totalmente ajena al proyecto original que se discute por exigencia constitucional.

Entre tanto, el artículo 148 del Reglamento Orgánico del Parlamento (Asamblea Nacional) establece que cualquier diputado podrá en segundo debate proponer la incorporación de artículos nuevos, la eliminación existentes o modificaciones a cada uno de los artículos que el proyecto de ley contenga.

Pero establece una limitante y es que tales modificaciones se podrán proponer siempre que no versen sobre materia extraña del proyecto de ley, situación que acaeció con el comentado artículo 6 del proyecto de Ley 53, específica la Presidencia. EFE