Presidente taiwanés parte a isla disputada en medio de críticas de EE.UU.

Ma-Ying-jeou-Presidente-de-TaiwanTaipei, 28 ene (EFE).- El presidente taiwanés Ma Ying-jeou, que acabará su mandato el 20 de mayo, partió hoy hacia la disputada isla Taiping (Itu Aba), controlada por Taiwán y ubicada en el mar de China Meridional, en medio de críticas por parte de Estados Unidos.


Taiwán afirmó que la visita sólo busca “reforzar la reclamación de soberanía” ante el caso de Filipinas contra China en la Corte Permanente de Arbitraje de La Haya, en la que se califica a Taiping como “roca”, negándole las aguas territoriales correspondientes a una isla.

Taiping, de 0,49 kilómetros cuadrados, es la isla más grande del archipiélago Spratly, disputado total o parcialmente por países como China, Filipinas, Vietnam, Malasia o Brunei, y Taiwán mantiene allí una guarnición de la Policía Costera.

Estados Unidos ha reaccionado a la visita con críticas, calificando el viaje de “decepcionante” e instando a “Taiwán y todos los reclamantes a rebajar la tensión, en lugar de tomar acciones que las intensifiquen”, según dijo Sonia Urbom, portavoz del Instituto Americano de Taiwán (la embajada de facto en ausencia de lazos diplomáticos con la isla), en un comunicado el miércoles.

El exdirector de asuntos asiáticos del Consejo de Seguridad Nacional de Estados Unidos, Evan S. Medeiros, de visita en Taiwán, señaló por su parte que “el viaje envía una señal equivocada a la región en el momento equivocado” y establece un “precedente inútil” para los líderes de los países con reclamaciones territoriales.

“Este viaje puede desestabilizar lo que ya es una situación frágil y crear tensión entre Taiwán y Estados Unidos”, agregó Medeiros.

En Taiwán, se insiste en que el viaje sólo busca reafirmar la soberanía sobe Taiping, ubicada a 1.600 kilómetros al sur de Taiwán y que alberga una guarnición desde hace más de 60 años, y dejar claro que no es “una roca” y tiene derecho a aguas territoriales.

Las acciones y declaraciones de Taiwán sobre el mar de China Meridional acrecientan la disputa, no sólo por su ocupación de Taiping, sino porque la reclamación de Pekín sobre la zona se basa en mapas, acciones y declaraciones del gobierno de la República de China, antes de que se trasladara a Taiwán en 1949.

El predecesor de Ma, Chen Shui-bian, del independentista Partido Demócrata Progresista (PDP), fue a la misma isla en febrero de 2008, y desde entonces ningún presidente ha visitado las islas controladas por Taiwán en esa zona.

El Mar de China Meridional, que se presume rico en yacimientos de minerales y petróleo, es escenario de una creciente disputa territorial entre Brunei, China, Malasia, Taiwán, Vietnam y Filipinas.

El presidente taiwanés propuso en mayo de este año la Iniciativa de Paz del Mar del Sur de China, en la que pedía a todas las partes implicadas que dejasen a un lado la disputa de soberanía y desarrollasen conjuntamente los recursos naturales.

Las tensiones en la región se han intensificado en los últimos meses con la construcción de islas artificiales por parte de China y el envío de navíos estadounidenses a la zona. (1)EFE