Presidente yemení visita Emiratos para discutir plan para “liberar” el Yemen

Saná, 12 jun (EFE).- El presidente yemení, Abdo Rabu Mansur Hadi, visitó hoy los Emiratos Árabes Unidos para tratar con el príncipe heredero, Mohamed bin Zayed al Nahyan, un plan para arrebatar a los rebeldes hutíes las zonas que todavía controlan en el Yemen.

La televisión estatal yemení informó de que Hadi, que se encuentra exiliado en Arabia Saudí, discutirá con el príncipe heredero una estrategia “para intensificar los esfuerzos para liberar el resto del Yemen, que está todavía bajo el control de las milicias hutíes terroristas, respaldadas por Irán”.

Las relaciones entre Hadi y Emiratos, que desempeña un papel importante en la coalición árabe que interviene en el Yemen a favor de las fuerzas gubernamentales, han sido tensas en los últimos dos años, ya que el Gobierno de Hadi ha asegurado que Emiratos interfiere en su soberanía, por el apoyo que brinda a las milicias separatistas del sur del país.

Según la televisión, Hadi abordará también con Bin Zayed “los esfuerzos para restaurar la seguridad y la estabilidad en las zonas liberadas y permitir a los órganos del Estado que administren estas áreas”.

Esta visita se produce en un momento en el que las fuerzas gubernamentales apoyadas por la coalición capitaneada por Arabia Saudí se preparan para lanzar una gran ofensiva en la ciudad de Al Hudeida, a orillas del mar Rojo y controlada por los rebeldes hutíes, a pesar de las advertencias internacionales acerca de un posible desastre humanitario.

La ONU teme que unas 250.000 personas podrían perder sus vidas en caso de un ataque en esa ciudad costera, el punto de entrada más importante para alimentos y suministros esenciales para los territorios controlados por los hutíes.

El Yemen es escenario de una guerra desde finales de 2014, cuando los rebeldes tomaron Saná y provincias del norte y el oeste del país y expulsaron al Gobierno de la capital.

El conflicto se recrudeció en marzo de 2015 con la intervención de la coalición de países árabes suníes apoyados por Estados Unidos. EFE

Eldiario.es