Prevé Canirac suban 60% las ventas por Día de las Madres

  • En esta fecha los comensales no escatiman en gastos para celebrar

Por: Andrei Maldonado

restaurantes-y-la-cuaresmaAlejandro de la Peña López, presidente en Durango de la Cámara Nacional de la Industria Restaurantera y de Alimentos Condimentados (Canirac), aseguró que la expectativa del sector restaurantero es que las ventas repunten hasta en un 60 por ciento el 10 de mayo con motivo del Día de las Madres, una fecha en la cual los comensales no escatiman en gastos para celebrar.

Refirió que en esta fecha todos los negocios, tanto los que ya tienen tiempo establecidos como los de reciente apertura, registran aumentos cuando menos de un 25 por ciento, en donde incluso hay lista de espera para ingresar a los establecimientos; “la gente no le pone límites en consentir a las madres y cada vez son más quienes prefieren salir a festejar que quedarse en casa”.

Consideró que esta es una de las fechas más positivas durante el año, en donde el gremio de los alimentos preparados suelen recuperarse de tiempos difíciles como pasa con otros comercios que también suelen incrementar sus ganancias para esta fecha, como son las florerías y tiendas de regalos; “es un crecimiento generalizado que se ve en todos los corredores gastronómicos”, dijo.

De la Peña López agregó que pese a que cada establecimiento diseña su propia estrategia de impacto no se descarta que la mayoría otorgue algún beneficio a las madres, como lo es un obsequio, un descuento o incluso el consumo gratis para ellas; “normalmente no se dan ofertas en fechas con buenas ventas, eso se deja para temporada baja, pero es una forma de estimular la demanda”.

Para el líder empresarial esta situación se justifica en base a que, a diferencia del año pasado donde para muchas personas resultó más atractivo invertir en regalarle a las mamás un viaje “exprés” a Mazatlán y celebrar el día en los restaurantes del puerto sinaloense, en este 2016 el 10 de mayo será a media semana, por lo que se espera buenas ventas para comidas y cenas.

Destacó que este comportamiento del consumo de clientes ayudará a la difícil situación que enfrenta el sector restaurantero de la capital, ya que derivado de los incrementos en insumos primordiales como lo es el limón algunos de los agremiados han tenido que modificar los precios de los menús y hasta un 90 por ciento no podrá hacer frente al pago de utilidades este año.