Prevén afectaciones por viento en 9 municipios

Con el ingreso de un nuevo sistema frontal se estará presentando un marcado descenso en las temperaturas en el estado, así como fuertes rachas de viento que podrían alcanzar hasta los 50 kilómetros por hora en por lo menos nueve municipios del estado de acuerdo a lo que da a conocer el observatorio local del Servicio Meteorológico Nacional.

Se trata del frente frío número 11, el cual actualmente se encuentra en la parte sur de los Estados Unidos y que en próximas horas ingresará al territorio nacional influyendo en las condiciones del ambiente de los estados de Chihuahua y Coahuila, provocando fuertes vientos y bajas temperaturas, condiciones que podrían extenderse para los municipios del norte de Durango.

De acuerdo a lo que da a conocer la Comisión Nacional del Agua (Conagua) dichas proyecciones alcanzan los municipios de El Oro, Ocampo, Indé, San Bernardo, Santa Clara y Cuencamé, los cuales presentarán tardes calurosas pero con mañanas y noches muy frescas, al igual que se intensificará la presencia de rachas de viento que podrán ir desde 25 hasta 50 kilómetros.

Así mismo el registro de viento es probable en otros nueve municipios entre ellos Santiago Papasquiaro, Nuevo Ideal, Canatlán, Nombre de Dios, Pueblo Nuevo, Súchil, Vicente Guerrero, Guadalupe Victoria y Durango, en este último además se registraron en las últimas horas temperaturas de frías a heladas en la comunidad de Navíos con -1°C, y en la capital con 4 grados Celsius.

La Conagua informa que el registro de bajas temperaturas, estimadas para las próximas horas de 5 a 2 grados como mínima, no serán factor que impida el registro de valores cálidos por las tardes tanto en los Valles y en los Llanos, con 27°C, como en el Semidesierto y las Quebradas, donde el mercurio podría llegar a marcar 29 grados centígrados gracias a los amplios periodos de sol.

En lo que respecta al Valle del Guadiana las autoridades de protección civil recomiendan a la ciudadanía tener precaución en sitios como parques y jardines ante el riesgo de caída de árboles, al igual que se vigilan estructuras como anuncios y mamparas; así mismo se recorren las calles y plazas públicas por las noches para trasladar a las personas en estado de indigencia a albergues.