Prevén restaurantes bajas ventas por Cuaresma

  • Estiman disminución de 40% pues la carne es su principal producto

Por: Guillermo Ruvalcaba

En esta temporada de Cuaresma solo un sector restaurantero se verá beneficiado, sobre todo los que se dedican a la venta de mariscos, por lo que negocios que no tienen en su menú productos del mar estiman tendrán una disminución de clientela cercana al 40 por ciento.

Jorge Muñoz Guerrero, presidente de la Cámara Nacional de la Industria de Restaurantes y Alimentos Condimentados en Durango, aseguró que los establecimientos que tienen como principal producto la carne se ven afectados en estas fechas, lo que les impacta directamente en sus finanzas.

Aunque es relativamente un periodo corto a comparación de otras temporadas vacacionales, comentó que los dueños no ven factible y necesario que se cambie todo el menú para la Cuaresma, pues esto les implicaría más gasto que beneficio, motivo por el cual prefieren esperar a que pase esta tradición religiosa.

“El mes pasado estuvieron bajas las ventas, ahora con la Cuaresma un sector se ve beneficiado, pero restauranteros que se dedican a la venta de carne, como los tacos y cortes, sí se ven afectados de manera considerable sobre todo los viernes, que es cuando más resienten la baja afluencia de comensales”, señaló.

Y es que en esta temporada se puede observar que aún Durango es muy tradicionalista en este sentido, pues la gran mayoría de la población respeta la creencia de no consumir carne los viernes de vigilia y durante los llamados “días santos”. En este sentido, cree que es bueno que las personas tengan estas tradiciones y que no se dejen morir, aunque implique que ciertos sectores económicos, en este caso carnicerías, taquerías y restaurantes pierdan económicamente hablando.

Indicó que se estará buscando hacer actividades una vez pasando la Semana Santa, para que se pueda compensar la falta de clientes y por ende el bajo número de ventas con el objetivo de costear gastos rutinarios, pues habrá ciertos festivales y rutas gastronómicas en la que están involucrados restaurantes y taquerías, por lo que será hasta ese momento en el que sus ventas repunten.