Prevén solo 7 días de lluvia en 3 meses

Como parte de la temporada de estiaje la Comisión Nacional del Agua (Conagua) contempla para el estado de Durango que durante los meses de marzo, abril y mayo solo se presenten como máximo siete días de precipitación, normalizándose esta situación hasta mediados del mes de junio.

Lo anterior fue dado a conocer por el meteorólogo local Florencio Rodríguez Loera, quien detalló que dicho comportamiento en las condiciones meteorológicas del estado del tiempo son completamente normales para la entidad y en general para los estados del norte del país, puesto que el comportamiento de la temporada de lluvia es diferente al resto de la República Mexicana.

Y es que desde mediados del mes de febrero el termómetro en la entidad no ha bajado de registrar temperaturas máximas de 28 hasta 32 grados en los Valles y superiores en zonas de las Quebradas y el Semidesierto, dejando de lado cualquier condición de frío pese a que resta todavía un mes de la estación de invierno, por lo que ya se puede ir considerando este un año caluroso.

Agregó que de acuerdo a los pronósticos que se elaboran desde el observatorio local del Servicio Meteorológico Nacional se espera que en marzo se tenga como máximo dos días de lluvia; posteriormente, en abril, las condiciones de sistemas de alta presión provocarán que las posibilidades de precipitaciones se reduzcan a dos días como máximo y para el mes de mayo se esperan solo cuatro días.

El meteorólogo consideró que la presente temporada invernal ha tenido bajos niveles de humedad con respecto al promedio de lluvia registrada históricamente en los últimos 80 años, siendo los registros térmicos incluso menores a los máximos contabilizados, que datan de los años 1988 y 1997; “sin embargo el año pasado hubo más humedad y por ende temperaturas más frescas”, afirmó.

De acuerdo a sus valoraciones Rodríguez Loera espera que de igual manera, en lo referente a temperaturas y lluvias, el 2016 sea un año de condiciones normales; “a reserva de fenómenos imprevistos las temperaturas serán las de siempre para primavera y verano. Abril será el mes más seco y julio el más lluvioso, en donde esperamos por lo menos 450 milímetros cúbicos de agua”, puntualizó.

En cuanto a la incidencia de los frentes fríos el entrevistado manifestó que de los 55 que la Conagua había pronosticado para esta temporada al inicio de la misma únicamente 45 tendrán impacto sobre tierras duranguenses; “está por ingresar el sistema frontal 40, pero ninguno de los que faltan harán que bajen las temperaturas en los Valles. En la Sierra sí, pero ya no habrá nevadas”.