Prevenga enfermedades ante cambios climáticos

Ante los cambios constantes del clima se registra un ligero incremento en las enfermedades respiratorias y diarreicas, siendo las mujeres y niños menores de 5 años el sector más afectado, y que por consecuencia acuden más a las consultas, informó el secretario de Salud en el estado, César Franco Mariscal.

Destacó que dadas las instrucciones del mandatario estatal, José Aispuro Torres, por intensificar las acciones que mantengan a la población saludable, sigue el programa de prevención y atención de enfermedades, sobre todo en los casos de infecciones respiratorias y diarreicas.

Señaló que en esta temporada de lluvias se registran 278 mil 221 casos por enfermedades respiratorias agudas, así como 46 mil 518 casos por enfermedades diarreicas agudas, siendo los municipios de Durango y Gómez Palacio los de mayor incidencia.

Se deben tomar en cuenta algunos síntomas como la presencia de tos constante, nariz tapada y con mocos, dificultad para respirar, dificultad para tragar, dolor de garganta, dolor de oído, fiebre, ronquido o silbido en el pecho al momento de tomar aire, ya que de presentar alguno, se debe recibir el tratamiento adecuado.

Entre las principales recomendaciones promovidas por la Secretaría de Salud respecto a las enfermedades diarreicas, es necesario tomar en cuenta el tipo de lugares externos al hogar en los que se consumen alimentos, evitar la comida de puestos ambulantes, y extremar las medidas de higiene tanto para la preparación como la ingesta de alimentos en el hogar.

Además es importante acudir al médico en casos de diarrea, fiebre o cualquier otro signo de problemas gastrointestinales o respiratorios, evitando a toda costa la automedicación o la ingesta de remedios caseros, ya que eso complica el cuadro clínico para mejorar la salud del paciente.

“Es importante no prescribir antibiótico en caso de presentar alguno de los síntomas, ya que pudiera agravarse la enfermedad y afectar mucho más la salud del paciente, lo mejor es inmediatamente al Centro de Salud más cercano, lavarse las manos, cubrir nariz y boca al toser o estornudar, evitar el hábito de fumar cerca de los infantes, evitar la quema de leña, o el uso de braseros (anafres) en habitaciones cerradas, mantener ventilada la habitación de los niños y cuidar la alimentación; lavar y desinfectar las frutas y verduras, freír o cocer los alimentos, principalmente carne, pescado o mariscos y tomar abundante agua hervida, clorada o embotellada”, concluyó.