Primer ministro Najib pide a los malasios que “sigan en la vía del progreso”

Contacto Hoy

Kuala Lumpur, 9 may (EFE).- El primer ministro de Malasia, Najib Razak, pidió hoy a los malasios que “sigan en la vía del progreso” tras votar en la localidad de Pekan, al este de Kuala Lumpur, en el marco de las elecciones generales que se celebran hoy en el país.

“Espero que los malasios sigan en la vía del progreso. Deseo a todos los malasios un buen día”, afirmó el actual jefe de Gobierno, candidato a la reelección por la coalición Barisan Nasional, o Frente Nacional, en el poder desde la independencia de Malasia en 1957.

El líder de la oposición y candidato por la plataforma Pakatan Harapan, o Pacto por la Esperanza, el ex primer ministro Mahathir Mohamed, expresó por su parte la necesidad de “un cambio de gobierno” tras votar en Lankgkawi, en el noroeste malasio.

Los colegios electorales abrieron a las 08:00 horal local (00:00 GMT) en unos comicios a los que está convocados más de 14 millones de posibles votantes y que al mediodía se desarrollaban en normalidad, sin que se hubiera informado de incidentes de gravedad.

Las elecciones se presentan como las más reñidas desde que hace más de sesenta años el país alcanzó la independencia.

Las previsiones sitúan como favorito a Najib para renovar por segunda vez su mandato después de que fuera reelegido en las elecciones de 2013 para continuar en un cargo que ocupa desde 2009.

Los escándalos de corrupción que han dominado su gestión como primer ministro en los últimos años y el prestigio de Mahathir, cuyo gobierno de 1981 a 2003 coincidió con el despegue económico del país, auguran, no obstante, un resultado muy estrecho.

El desarrollo de la campaña electoral y las circunstancias en que se celebran los comicios han recibido críticas de grupos de la sociedad civil, que dudan de la imparcialidad de la administración.

“Estas elecciones han estado salpicadas de irregularidades, como siempre ocurre en este país”, declaró a Efe Jerald Joseph, presidente de la Comisión de Derechos Humanos de Malasia.

“Hemos detectado reparto de dinero y de prebendas a votantes para que apoyen a la coalición gubernamental”, aseguró.

Noor Farida Arrifin, portavoz de la organización reformista Grupo 25, denunció en declaraciones a Efe “la politización del islam por parte de Najib para ganarse el voto de la mayoría malaya”.

“Es un juego peligroso porque conduce a la radicalización”, dijo.

Varios países occidentales declinaron la invitación de enviar observadores a la cita electoral, que no es supervisada por la UE.

Los únicos países que han enviado observadores son los vecinos Birmania (Myanmar) y Tailandia, y algunos estados islámicos, como Azerbayán.

Además de las principales coaliciones electorales, en los comicios también concurre el Partido Islamista de Malasia (PAS), aunque con bajas expectativas de representación.

Según medios locales, la participación rondará el 80 por ciento una vez concluya el escrutinio, que comenzará tras cerrar los colegios electorales a las 17:00 hora local (09:00 GMT) y cuyos primeros resultados se conocerán esta misma noche.

Los comicios son los decimocuartos en Malasia -compuesto por un mosaico étnico y religioso de mayoría malaya y musulmana, minorías china e india y presencia de otros credos-, desde que se emancipara en 1957 del Reino Unido, la antigua potencia colonial. EFE