Principales presas, al 70% de almacenaje

Conagua-presa-Carlotta-1587125Del total del agua que almacenan las 10 principales presas del estado se tiene hasta el momento un 70 por ciento, cifra que se ha mantenido desde los últimos meses del 2015 a consecuencia de la escasa precipitación registrada, informó Luis Fernando Uc Nájera, delegado de la Comisión Nacional del Agua (Conagua).

Detalló que del total de almacenaje de estos embalses, cifra cuantificada en 3 mil 664 metros cúbicos de agua, actualmente se tienen 2 mil 469 metros cúbicos, con una extracción de 3.28 metros cúbicos por segundo y una evolución del almacenaje inferior al 0.9 por ciento, lo que significa un ingreso mínimo del recurso hídrico a consecuencia de la ausencia de lluvias en el estado.

Explicó que es la cuenca de los valles del Guadiana y de Poanas la que registra mayor porcentaje de llenado, ya que las presas del distrito de riego 052 muestran volúmenes por arriba del 90 por ciento, resaltando la Santiago Bayacora con 99 por ciento, Caboraca con 95 por ciento, Guadalupe Victoria con 94 por ciento, Francisco Villa con 92 por ciento y Peña del Águila con 90 por ciento.

Por otro lado, y aunque sus porcentajes lucen menores, las presas Lázaro Cárdenas, con 65 por ciento, y Francisco Zarco, con 59 por ciento, son las que muestran una mejor condición al almacenar el mayor porcentaje de agua al tratarse de embalses de gran volumen, pues en conjunto acaparan 2 mil 998 metros cúbicos, de los cuales se hayan disponibles mil 943.

Úc Nájera ahondó que el resto de las presas son de menor tamaño y su evolución varía de acuerdo a la demanda que existe de extracción en ellas, de ahí destaca que la presa Santa Elena esté al 92 por ciento mientras que la Villa Hidalgo, pertenecientes ambas al mismo distrito de riego, solo tenga 31 por ciento; así mismo la presa San Gabriel se halla a la fecha al 64 por ciento.

Consideró que contar con dichos volúmenes de almacenaje deja margen para poder iniciar el próximo ciclo agrícola de buena manera, sin embargo reconoció que la precipitación registrada durante los meses de diciembre y enero ha sido menor a la prevista, por lo que se espera que exista algún fenómeno meteorológico que las ocasione y no tener problemas en tiempo de estiaje.