Prisión para 4 acusados de muertes en zona minera ilegal de Amazonía peruana

Lima, 7 mar (EFE).- Un juez peruano dictó 18 meses de prisión preventiva a cuatro hombres acusados de integrar una banda que asesinó a varias personas, y cuyos restos fueron hallados en hogueras clandestinas cercanas a “La Pampa”, la mayor área de minería ilegal de la Amazonía peruana, informó hoy la Fiscalía.


Los cuatro imputados son David Lazo y Palmer Cabrera, ambos de 23 años; Wilfredo Ccoylluri, de 33 años, y Omar Rodríguez, de 34 años, quienes fueron detenidos la pasada semana durante un operativo de las autoridades peruanas para rescatar a una menor de edad que era explotada sexualmente en “La Pampa”.

La Fiscalía Especializada contra la Criminalidad Organizada de Madre de Dios, región situada en la frontera de Perú con Bolivia y Brasil, imputó a los detenidos los presuntos delitos de robo agravado, sicariato y homicidio calificado.

Según las primeras investigaciones, los imputados fueron detenidos en la Carretera Interoceánica del Sur cuando torturaban a una persona a quien presuntamente habían despojado de su motocicleta.

En el momento de la detención portaban un fusil de largo alcance, tres pistolas, municiones, grilletes de seguridad, celulares y dinero en efectivo.

Entre los elementos de prueba presentados por la Fiscalía están las declaraciones de los familiares de las víctimas torturadas y quemadas, quienes entregaron fotografías y restos de los cuerpos calcinados de sus seres queridos.

Los cuatro detenidos fueron internados en la prisión de San Francisco de Asís, situada en Puerto Maldonado, capital de la región de Madre de Dios, mientras la Fiscalía continúa la investigación

El Departamento de Investigación Criminal de Madre de Dios tiene registradas 48 desapariciones desde diciembre de 2016 y casi todos los reportes corresponden a extractores de oro que trabajaban en los campamentos de mineros ilegales de “La Pampa”, según reportó este lunes el diario El Comercio.

Testimonios recogidos por el mismo rotativo aseguraron que existe desde mediados del año pasado una banda criminal que controla las trochas de acceso a “La Pampa” para extorsionar a los mineros que las transitan con el cobro de oro, y los queman vivos si no acceden a sus peticiones.

“La Pampa” es una extensa área de selva cercana a la Reserva Nacional de Tambopata y está bajo control de cientos de mineros ilegales, quienes extraen oro de los ríos con métodos que contaminan sus aguas y deforestan la Amazonía.

Alrededor de los campamentos mineros proliferan bares clandestinos donde trabajan mujeres jóvenes, en ocasiones menores de edad, víctimas de trata de personas, quienes en algunos casos también son explotadas sexualmente. EFE