Prisión preventiva para hondureña implicada en desfalco del Seguro Social

2001

Tegucigalpa, 13 mar (EFE).- Un juez de Honduras dictó hoy prisión preventiva contra Ilsa Damaris Aguirre, acusada por lavado de dinero en el caso del millonario desfalco en el Instituto Hondureño de Seguridad Social (IHSS), informaron fuentes oficiales.

La acusada compareció hoy ante el Juzgado Penal de Tegucigalpa y tras la audiencia el juez que conoce el caso resolvió dictar “formal procesamiento y prisión preventiva” contra ella, indicó el poder Judicial hondureño.

Aguirre estaba prófuga desde agosto de 2015 y fue detenida el 7 de este mes en la ciudad de San Pedro Sula, norte del país centroamericano.

La mujer es acusada de lavado de dinero, al igual que su hija, Ilsa Vanessa Molina, quien fue condenada a finales de diciembre de 2016 a más de 12 años de prisión por blanquear 421.052 dólares del Seguro Social a través de una empresa falsa, señaló el Ministerio Público de Honduras.

Aguirre también enfrenta acusación por el delito de “testaferrato”, pues, según investigaciones, “prestó su nombre a su hija, Ilsa Vanessa Molina, para que adquiriera bienes e inmuebles a través de un instrumento civil de compra y venta” otorgada por la empresa falsa que tenía la exmodelo, según las autoridades.

La exmodelo, de acuerdo al Ministerio Público, mantuvo una “relación sentimental” con el exjefe de compras del Seguro Social José Zelaya, quien tiene orden de captura y está en paradero desconocido.

El dinero que Molina lavó le fue traspasado por Zelaya a través de contratos fraudulentos con una empresa falsa, según las autoridades hondureñas.

El último director del Seguro Social, Mario Zelaya, guarda prisión por este caso en una unidad militar cercana a Tegucigalpa con otros exfuncionarios acusados del millonario saqueo.

El desfalco del Seguro Social salpica a los últimos tres Gobiernos, a empresarios, políticos, modelos y periodistas, entre otros, y es uno de los casos más importantes que investigan las autoridades hondureñas. EFE