Inicio > Noticias > Internacional > Procesan a abogado opositor al Gobierno de Guatemala por falsedad ideológica

Procesan a abogado opositor al Gobierno de Guatemala por falsedad ideológica

Ciudad de Guatemala, 10 jun (EFE).- Un juez penal guatemalteco dictó este jueves auto de procesamiento en contra del abogado opositor al Gobierno de Guatemala y exdirector del ente recaudador Juan Francisco Solórzano Foppa, y a otros cuatro implicados, por supuesta falsedad ideológica.

Solórzano Foppa y demás señalados fueron capturados el 19 de mayo por la presunta falsedad ideológica al crear un partido político en 2019, sin embargo, fueron exentos este mismo jueves de los dos delitos graves que había imputado inicialmente el Ministerio Público (MP): conspiración y asociación ilícita.

El juez contralor del Juzgado Sexto de Primera Instancia Penal, Israel Estrada, resolvió desvincular a Solórzano Foppa y demás sindicados, de los delitos de conspiración y asociación ilícita, pues enfatizó que “la idea de que se conspira para intentar crear un partido político; no puede ser”.

Además, subrayó que “lo único que sucedió fue una solicitud del sindicado Solórzano Foppa al Tribunal Supremo Electoral (TSE) para iniciar las diligencias de la creación de un grupo promotor de un partido político”, por lo que a su vez desestimó la imputación de asociación ilícita, como quería la Fiscalía de Delitos Electorales del MP.

POR SUPUESTA FALSEDAD IDEOLÓGICA

El juez Estrada, sin embargo, consideró que hay “indicios suficientes” para vincular por falsedad ideológica con agravación electoral a Solórzano Foppa, al exanalista de la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala (CICIG) Aníbal Argüello, y a Giovanni Vinicio Zepeda.

También al economista ambiental y miembro del consejo consultivo del Instituto de Relaciones Internacionales e Investigación para la Paz (Iripaz) Roberto Cáceres Estrada y al exdiputado del Parlamento Centroamericano (Parlacen) del partido Todos, José Miguel Quintanilla.

El juez sexto de Primera Instancia Penal agregó que hay “muchos aspectos que podrían sugerir falsedad dentro del acta que buscaba crear el Partido Ambientalista Guatemalteco (Agua), pues el documento contenía irregularidades”, según las pruebas preliminares aportadas por la Fiscalía.

El propio Solórzano Foppa ha defendido en el tribunal la idea que, si acaso hubiera falsedad, esta debía haberse investigado al notario del grupo promotor del partido y no a los miembros.

Según la Fiscalía, la asamblea no tuvo lugar en la fecha y forma planteada en la inscripción ante el TSE, además de que entre los afiliados había la firma de una persona que había fallecido previo a la realización de la misma.

EN SU DERECHO POLÍTICO

El exministro de Interior de Guatemala y abogado defensor de Solórzano Foppa, Francisco Rivas, subrayó a periodistas que respetaba la resolución del juez, pues “prácticamente corrige el abuso del Ministerio Público al confirmar que Solórzano Foppa únicamente constituyó su derecho en crear un partido político”.

Rivas añadió que se “hizo evidente una carencia en la plataforma probatoria por parte de la Fiscalía y terminó restaurando derechos en mi patrocinado”.

En el proceso en su contra, Solórzano Foppa también ha denunciado irregularidades en su captura, al catalogarla de “ilegal”, pues se llevó a cabo el pasado 19 de mayo en una avenida al sur de la Ciudad de Guatemala por automóviles sin matrícula y no identificados que le cerraron el paso sin explicación, según explicó en redes sociales al momento de su captura.

Solórzano Foppa fue fiscal del Ministerio Público durante más de una década y también -entre 2016 y 2018- el jefe del ente recaudador de impuestos en Guatemala, la Superintendencia de Administración Tributaria (SAT).

Su labor al frente de la SAT se caracterizó por lograr una histórica recaudación de impuestos en 2016 y por haber puesto en jaque a varias de las grandes empresas de la nación por defraudación tributaria, incluida una multa de 100 millones de dólares (la más grande del país) a la firma Aceros de Guatemala.

Por su parte, en el Ministerio Público fue uno de los colaboradores de la investigación “La Línea”, que dio paso a la caída del Gobierno de Pérez Molina (2012-2015) y a la captura del mandatario por corrupción. EFE