Procuraduría colombiana rechaza traslado de Jesús Santrich a una fundación

Diario Digital Nuestro País

Bogotá, 16 may (EFE).- El procurador general de Colombia, Fernando Carrillo, rechazó hoy que el exguerrillero de las FARC Jesús Santrich, preso por narcotráfico y pedido en extradición por EE.UU., haya sido trasladado a una fundación de la Iglesia católica.

“Nosotros estamos absolutamente en contra de cualquier tipo de privilegio a detenidos en Colombia. Aquí no hay detenidos de primera y de segunda categoría”, manifestó Carrillo a periodistas.

Jesús Santrich, cuyo nombre de pila es Seuxis Pausivas Hernández y lleva 38 días en huelga de hambre, fue trasladado a la Fundación Caminos de Libertad el jueves pasado desde el hospital El Tunal de Bogotá.

La Conferencia Episcopal afirmó en un comunicado el pasado viernes que para acoger a Santrich exigieron que se entienda que el gesto es “únicamente un asunto humanitario” y “en coherencia con el principio de la Iglesia de defender la vida humana”.

Ante esto, Carrillo agregó que a la entidad no se le consultó la decisión del traslado e invitó a Santrich a “dar la cara a las víctimas, contar la verdad y afrontar las decisiones judiciales”.

“Aquí el acuerdo de buena fe entre el Gobierno y la guerrilla fue, sobre todo y en eso consiste la reconciliación, de respetar los derechos de las víctimas. Aquí hay mucho que se le debe a las víctimas y muchas historias por contar, esperemos que las cuenten”, añadió.

El miembro del ahora partido político FARC comenzó la huelga de hambre el pasado 9 de abril, el mismo día de su detención, como protesta al considerar que el hecho es ilegal y que hace parte de un “montaje” en su contra.

El pasado 26 de abril, el Instituto Nacional Penitenciario y Carcelario (Inpec) informó que Santrich fue trasladado de la cárcel al hospital El Tunal, en donde le pretendían hacer “un control preventivo”.

Santrich fue capturado por la Fiscalía con base en una circular roja de Interpol a petición de Estados Unidos, cuya Justicia lo acusa de tener un acuerdo para exportar 10 toneladas de cocaína a ese país después de que el Gobierno y las FARC firmaron el acuerdo de paz, el 24 de noviembre de 2016. EFE