Promueven la exploración clínica de mama

Fomentar el autocuidado de la salud es urgente para la disminución del cáncer de mama y una tarea de gran trascendencia lo son la información, la orientación y la consejería que constituyen la base primordial para la prestación de los servicios de salud y son acciones fundamentales para la prestación de una atención de calidad que parta de la base de la promoción de la salud.

Así lo señaló Jesús Dávila Valero, jefe de la Jurisdicción Sanitaria 1, quien mencionó que dentro del mes rosa se promociona el examen clínico de las mamas que debe ser realizado por el médico o la enfermera capacitados, a todas las mujeres mayores de 25 años que acuden a la unidad de salud, previa autorización de la usuaria.

En este mes de reforzamiento a las acciones de promoción y prevención de la salud de la mujer en todos los centros de salud y hospitales integrales se invierten esfuerzos para la realización de esta importante detección rutinaria.

La exploración clínica de las mamas y la enseñanza de la autoexploración, están consideradas como parte de la atención integral que se otorga en los servicios de medicina general, ginecología, atención prenatal, planificación familiar, medicina preventiva y en todos los consultorios de las unidades de salud, las acciones de educación para la salud tienen por objeto lograr que las mujeres y sus parejas comprendan la importancia del autocuidado de la salud, que reconozcan los factores de riesgo y actúen para modificarlos.

Desde esta visión, corresponde de manera personal a cada mujer tomar acciones de protección contra el cáncer de mama, adoptando estilos de vida sanos que permitan por un lado valorar los factores de riesgo y por otro, favorecer la práctica de acciones de detección temprana, como la exploración clínica de mamas desde los 25 años de edad;  para esto es necesario que las mujeres reconozcan la gran ventaja que representa el conocimiento y estrecho contacto con su propio cuerpo, lo cual permita notar cambios que pudiesen ser indicativos de alguna alteración y acudir a consulta médica de manera oportuna.

La consejería en la detección y tratamiento de cáncer de mama se considera como un proceso de análisis y comunicación interpersonal entre el prestador de servicios de salud y la usuaria, mediante el cual se proporcionan elementos que apoyan su decisión voluntaria, consciente e informada acerca de las acciones de detección oportuna como la exploración clínica de mamas.

Los prestadores de servicios de salud orientan a las mujeres para que adopten una cultura de autocuidado mediante acciones específicas como: realizar las tres acciones de detección oportuna, que según la edad son autoexploración, exploración clínica y mastografía; sensibilizar a la mujer acerca de mantener su peso ideal, disminuir el consumo de grasas de origen animal e incrementar el consumo de frutas y verduras, reducir el consumo de alcohol y hacer ejercicio físico.