Protección Civil mantiene monitoreo sísmico en brecha Guerrero

Sismologia-Vulcanologia-Meteorologia-Hidrologia-Insivumeh_6339498Acapulco, 18 Sep (Notimex).- La Secretaría de Protección Civil en el estado mantiene un monitoreo en las regiones que conforman la brecha Guerrero, principalmente en el tramo Papanoa-San Marcos, donde no habido liberación de energía en más de 105 años y existe la posibilidad de que se registre un sismo de gran magnitud.

El titular de la dependencia estatal, Marco César Mayares Salvador, insistió en la importancia de la capacitación, la participación de la sociedad en simulacros por sismos, la elaboración de programas familiares y tener identificado dentro del hogar o lugar de trabajo cuáles son las zona seguras y de riesgo para saber cómo actuar ante una posible contingencia.

En entrevista con Notimex, el funcionario dijo que Guerrero es una zona altamente sísmica y a nivel nacional ocupa el segundo lugar en movimientos telúricos y que representa un 20.44 por ciento con dos mil 163 sismos que se han registrado en lo que va del año.

“Al momento llevamos dos mil 163 sismos en lo que va del año, siendo la Costa Chica el principal portador de epicentros donde Ometepec, principalmente tiene la mayor cantidad de sismos y hasta el momento con un promedio de 900 sismos en lo que va de la temporada”, señaló el funcionario estatal.

El mayor número de sismos se da en la región de la Costa Chica con 994, que representa el 40 por ciento; 770 se han presentado en la Costa Grande; Acapulco con 167 sismos; Tierra Caliente con 132; Norte 38; Centro 50 y Montaña con 12 sismos.

En este 2016, el sismo de mayor intensidad que se ha registrado en Guerrero es de 3 a 3.9 grados escala Ricther y de 4 a 4.9 grados, sin que se haya registrado daños.

En el 2015, Guerrero registró dos mil 99 sismos y en comparación a lo que va del 2016 se tiene un aumento del 30 por ciento.

Diariamente, el Sismológico Nacional registra un promedio de tres sismos en Guerrero a veces perceptibles, no perceptibles y otros de baja intensidad.

Recordó que en el 2015, el sismo de mayor magnitud fue con epicentro en el municipio de Ometepec de 5.5 grados en escala de ritcher y dejó daños en algunas viviendas en sus estructuras.

El secretario de Protección Civil en el estado informó que la brecha Guerrero abarca municipios de la Costa Grande, Costa Chica y Tierra Caliente y se mantiene un monitoreo con sensores sísmicos porque se tiene el pronostico de un movimiento telúrico de mayor intensidad porque no se ha tenido liberación de energía.

A través de un mapa denominado “Brecha sísmica de Guerrero, 105 años desde el último terremoto”, el funcionario explica que en el tramo de la comunidad de Papanoa, que pertenece al municipio de Tecpan de Geleana, hasta el municipio de San Marcos no ha habido liberación de energía y eso puede originar un sismo de gran magnitud.

“Por estudios que se han hecho, se prevé liberación de energía en esta zona, principalmente en esta zona de la brecha Guerrero que comprende Papanoa-San Marcos y en ese punto no habido liberación de energía en más de 105 años”, explicó.

“Es mejor liberar energía y no se acumularía energía que pudiera presentar un sismo de grandes magnitudes que es por la cuestión de vulnerabilidad que se está generando en el estado de Guerrero”, añadió.

En caso de registrarse un sismo de gran magnitud, la zona más afectada sería Acapulco, Coyuca, Chilpancingo, parte de la Tierra Caliente y la Ciudad de México.

“Cada sismo registra una ruptura de la placa y la brecha Guerrero pudiera generar mayor daño”, precisó.

Mayares Salvador dio a conocer que en el Centro Estatal de Alertamiento, dependiente de la Secretaría de Protección Civil, tiene diferentes tipos de sistemas de alertamiento y medición y para prever alguna situación de riesgo que pudiera presentarse.

En lo que respecta al sistema de alertamiento sísmico, se tienen 33 sensores sísmicos de los cuales están funcionando en un 99 por ciento y mandan información cuando ocurre un movimiento telúrico y se tiene 10 segundos de reacción.

Asimismo, informó que en el estado se tienen 67 sistemas y que se han colocado en edificios públicos, privados, hospitales, escuelas para poder realizar algún alertamiento previo a alguna situación que pudiera presentarse.

Dijo que con esta alerta sísmica, dependiendo el epicentro, es el espacio que se tiene de respuesta para reaccionar ante cualquier situación o evacuar.

“Nosotros, en el estado de Guerrero, la mayor cantidad de tiempo que tenemos es hasta 10 segundos y más alejado en la Ciudad de México se tiene hasta un minuto en tiempo de reacción”.

Explicó que dentro de la Ley Estatal de Protección Civil y la ley general prevén por obligación a las empresas y dependencias que se tenga una brigada interna de Protección Civil que se va encargar de las labores de evacuación y atención primaria.

En ese sentido, señaló que se ha capacitados a esas brigadas internas para que puedan evacuar la mayor parte de personas dentro de sus unidades de trabajo. Además de que las escuelas cuentan con un plan interno de protección civil.

Comentó que dentro de la Secretaría de Protección Civil existe el área de capacitación para actualizar y enseñar a las personas qué hacer antes, durante y después.

Dentro de esta misma área de capacitación se encuentra el área de atención psicológica y el área de atención de protección civil infantil el cual brinda atención a los niños en las escuelas.

Dijo que el programa interno de Protección Civil señala que mínimo por año se debe de tener dos simulacros en hospitales, guarderías, escuelas y tiendas de autoservicio entre otros. De enero a la fecha se han realizado 700 simulacros de sismos y alertamiento por tsunami.