Protestas en Nicaragua toman un matiz particular en ciudad natal de Sandino

Llave en mano 3.0 :: Welcome

Managua, 4 may (EFE).- Las protestas contra el Gobierno de Daniel Ortega tomaron hoy un matiz particular en Niquinohomo -la ciudad natal del máximo Héroe Nacional de Nicaragua, Augusto C. Sandino- a causa de los colores que debe llevar la base de una estatua en honor del personaje histórico.

Hasta ahora la base permanecía pintada con los colores rojo y negro, propios del oficialista Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN).

Sin embargo, los manifestantes que exigen la renuncia de Ortega como presidente pintaron la pieza en azul y blanco, de la bandera de Nicaragua, lo que molestó a los seguidores del partido en el poder y generó trifulcas callejeras.

En medio de las reyertas, los oficialistas lograron borrar los colores de la bandera de Nicaragua y, tras ser pintada de gris, la base quedó finalmente de color amarillo, un tono neutral en medio de la crisis sociopolítica que atraviesa el país.

El nuevo color de la base no calmó los ánimos, ya que en horas de la tarde de este viernes la estatua, ubicada a la entrada de Niquinohomo, a 43 kilómetros al sur de Managua, se mantenía rodeada por los pobladores que se manifiestan contra o a favor de Ortega, y por agentes antidisturbios, a la espera de quién daba el primer paso para “retocar” el monumento.

Los colores de Sandino son un símbolo trascendental en Nicaragua, ya que en los últimos 40 años la imagen del héroe fue asociada exclusivamente al rojinegro del FSLN, sin embargo, a raíz de la muerte de al menos 45 personas en las manifestaciones contra el Gobierno, los nicaragüenses han separado el “sandinismo” de la figura de Ortega, a quien ahora comparan con el dictador Anastasio Somoza Debayle, derrocado en 1979 por la revolución popular sandinista.

Como producto de esa separación, los símbolos del FSLN, en especial la bandera rojinegra que ondeaba junto al pabellón nacional en cada municipio, han sido derribados en toda Nicaragua.

Hasta ahora Niquinohomo era considerado un santuario del FSLN, sin embargo, desde que inició la crisis sus pobladores afirman que son “sandinistas, pero no orteguistas”.

Esta fue la primera vez que los militantes del FSLN conmemoraron lejos del monumento a Sandino el Día de la Dignidad Nacional, que Nicaragua evoca cada 4 de mayo para recordar la negativa del héroe a firmar la rendición de las Fuerzas Armadas nicaragüenses ante militares de Estados Unidos, en 1927.

Este viernes se cumplen 17 días de crisis en Nicaragua, causada por multitudinarias manifestaciones a favor y en contra del presidente Ortega, que iniciaron por reclamos a unas medidas de seguridad social y continuaron a pesar de que el mandatario revocó su decisión, debido a las múltiples muertes causadas por la represión.

Desde que comenzaron las protestas hace más de dos semanas, los enfrentamientos violentos que se produjeron en Nicaragua dejaron al menos 45 muertos, la mayoría entre el 18 y el 22 de abril pasado, según el Cenidh, mientras que otras organizaciones humanitarias elevaron a 63 los fallecidos.

El Cenidh también reporta más de 400 lesionados, 20 personas aún desaparecidas y más de 40 detenidos. EFE