Puerto Rico eleva un 15 % su previsión de déficit de financiación en 5 años

San-Juan-Puerto_RicoSan Juan, 18 ene (EFE).- Puerto Rico advirtió hoy que la “crisis fiscal y humanitaria” que padece la isla se ha agudizado, lo que le llevó a elevar un 15 % (hasta 16.100 millones de dólares) la cuantía que ve que le faltará en los próximos cinco años para prestar servicios y pagar su deuda.


El Ejecutivo de Alejandro García Padilla difundió este lunes una revisión del Plan Fiscal y de Crecimiento Económico que publicó en septiembre, alegando que las condiciones han empeorado desde entonces.

“La crisis fiscal y humanitaria de la isla ha empeorado y el Estado Libre Asociado enfrenta ahora mayores brechas de financiamiento de las estimadas, tanto a corto como a largo plazo”, explica el Banco Gubernamental de Fomento en el informe.

Concretamente, apunta que los ingresos previstos para el ejercicio fiscal actual (que terminará el 31 de julio) han pasado de 9.460 a 9.210 millones de dólares, lo que supone un descenso del 2 %.

Además, se prevé que en los próximos cinco años el déficit de financiación aumente de 14.000 a 16.100 millones de dólares, lo que supone un incremento del 15 %, “teniendo en cuenta incluso la previsión de crecimiento y la puesta en marcha de todas las medidas previstas” en este plan.

Igualmente, en los próximos diez años esa cifra aumentará hasta los 23.900 millones de dólares, explica el Gobierno, que asegura que la gran escasez de liquidez ha requerido de medidas extraordinarias para que el Ejecutivo pudiera seguir funcionando, como el aplazamiento en el pago de impuestos y a proveedores y el desvío de ingresos asignados a ciertas entidades públicas para poder pagar el vencimiento de la deuda respaldada por la Constitución.

“Continuar con estas medidas no es ni sostenible ni va en el interés de ninguna de las partes interesadas, ya que sólo profundizarán las brechas financieras del Estado Libre Asociado y de sus acreedores, mientras se pone todo el peso de la crisis sobre los residentes de Puerto Rico”, dijo Víctor Suárez, secretario de Estado, al presentar esta revisión.

Añadió que “el fracaso del Gobierno para hacer los pagos de la deuda a tiempo y prestar los servicios públicos esenciales está poniendo en riesgo la salud, el bienestar y la seguridad del pueblo de Puerto Rico”.

Por ello, el Gobierno considera que es “imperativa” una reestructuración de la deuda y la intervención del Gobierno federal para evitar que la situación se deteriore aún más.

La presidenta del Banco Gubernamental de Fomento, Melba Acosta, insistió en un comunicado en que es necesario actuar antes de que Puerto Rico “se quede sin opciones para pagar su deuda (que supera los 70.000 millones de dólares) y proporcionar servicios esenciales al pueblo”.

Según explicó, la intención del Gobierno es sentarse a negociar con sus acreedores para lograr nuevas condiciones de devolución de la deuda que le permitan “hacer crecer su economía, abordar los problemas estructurales existentes desde hace mucho tiempo y gestionar su economía de una manera responsable”.

“El tiempo se acaba -dijo- y tenemos la esperanza de que nuestros acreedores se sienten y trabajen con nosotros en una solución que nos permita invertir en Puerto Rico y pagar a nuestros acreedores a medida que nuestra economía crece en el largo plazo”.

Esta revisión se difunde dos días antes de que el secretario del Tesoro de EE.UU., Jack Lew, visite la isla para estudiar vías que ayuden a superar la recesión que sufre desde hace casi una década y su acuciante falta de liquidez.

Puerto Rico es territorio estadounidense desde 1898 y se define como Estado Libre Asociado a ese país, con Constitución propia y con un importante grado de autonomía, aunque EE.UU. se reserva apartados como defensa, moneda, inmigración y aduanas, entre otros. (1)EFE