Inicio > Noticias > Internacional > Putin y Lukashenko cierran sin acuerdo nuevas negociaciones de integración

Putin y Lukashenko cierran sin acuerdo nuevas negociaciones de integración

Moscú, 20 dic (EFE).- Los presidentes ruso, Vladímir Putin, y bielorruso, Alexandr Lukashenko, cerraron hoy sin acuerdo la nueva ronda de negociaciones de integración celebrada en Moscú, debido a las fuertes discrepancias sobre los precios del gas y el petróleo.

“Quedan tres cuestiones que bloquean el acuerdo final: el sector petrolero, el gasístico y el impositivo”, explicó a la prensa Maxím Oreshkin, el ministro de Economía ruso, al término de las negociaciones.

Oreshkin recordó que para poner en marcha la Unión Estatal entre ambos países, tratado suscrito hace 20 años, hay que consensuar un total de 31 hojas de ruta.

“Hemos dado un paso adelante. Hemos consensuado plenamente las cuestiones relativas a la agricultura, comunicaciones, aduanas y el mercado del alcohol”, agregó.

Seguidamente, Lukashenko admitió que “quedan pendientes las cuestiones más complejas”, y no descartó que deba reunirse de nuevo y en breve con el jefe del Kremlin para sellar un acuerdo antes de finales de año.

También adelantó que los precios del petróleo y gas rusos para Bielorrusia se conocerán probablemente en “dos o tres días”, después de las correspondientes negociaciones que transcurrirán en la sede del consorcio ruso Gazprom.

Aunque los analistas no son optimistas, Lukashenko pronosticó que, en el caso del gas, se mantendrá en los niveles actuales (127 dólares por cada mil metros cúbicos).

En lo que sí hay acuerdo, según el líder bielorruso, es en la cantidad de hidrocarburos que Minsk importará de Rusia: unos 20.000 millones de metros cúbicos de gas y 24.000-25.000 toneladas de petróleo anuales.

Las importaciones de gas se reducirían en cuanto entre en servicio la primera central nuclear bielorrusa que ingenieros rusos construyen en la región de Grodno.

El jueves, en su rueda de prensa anual, Putin advirtió de que Rusia no tiene intención de subsidiar su gas a Bielorrusia cuando el 90 % de los acuerdos en el marco de la Unión Estatal aún no han sido puestos en práctica.

Al mismo tiempo, apoyó la Unión Estatal y recordó que Moscú ha concedido a Minsk créditos por valor de casi 7.000 millones de dólares y que piensa seguir haciéndolo.

Rusia decidió acelerar las negociaciones para lograr un acuerdo con vistas al 20º aniversario del tratado bilateral el 8 de diciembre, pero las diferencias impidieron completar el trabajo a tiempo.

Lukashenko echó un jarro de agua fría a la integración a mediados de noviembre cuando advirtió de que no firmaría “ninguna hoja de ruta” si no se llegaba a un acuerdo en materia de suministro de hidrocarburos, apertura de mercados y levantamiento de barreras comerciales.

Además, después de que Minsk rechazara la apertura de una base militar rusa en territorio bielorruso, aseguró que no firmará ningún documento que limite la soberanía nacional, aunque los expertos consideran que dicha unión estatal será meramente nominal.

Varios centenares de personas se han manifestado en Minsk contra dicha integración con el vecino del norte, pero las autoridades bielorrusas prohibieron estos días la repetición de dichas protestas. EFE

%d bloggers like this: