Pyongyang ha perdido por sanciones el equivalente al 7 % de sus exportaciones

EMBARQUE MARCA PERU.PRIMER EMBARQUE DE PRODUCTOS DE EXPORTACION CON LOGO MARCA PERU

Seúl, 11 ene (EFE).- Corea del Norte perdió en 2016 por las sanciones de la ONU el equivalente al 7,4 por ciento del valor de sus exportaciones del año anterior, según un estudio de un instituto de investigación de Seúl publicado hoy.


El informe, rubricado por el Instituto de Estrategia para la Seguridad Nacional (INSS), calcula este porcentaje a partir de su estimación de que el régimen de Pyongyang dejó de ingresar entre marzo (cuando se aplicó el primer paquete de sanciones de 2016) y diciembre 200 millones de dólares en divisas.

Esta última cifra, idéntica al calculo que ya publicó el Gobierno surcoreano el pasado 2 de diciembre, se ha estimado teniendo en cuenta en primer lugar la limitación de las exportaciones norcoreanas (principalmente a China, su principal socio comercial).

También, a partir de la caída de las remesas de los trabajadores norcoreanos en el exterior (unos 50.000, principalmente en Rusia y China, según datos del INSS).

En el texto se subraya que países como, por ejemplo, China o Kuwait, se han vuelto más estrictos a la hora de permitir la entrada de trabajadores norcoreanos tras las sanciones.

Sin embargo, ha sido “el cierre del complejo industrial intercoreano (de Kaesong) el que ha golpeado en mayor medida los ingresos en moneda de peso del Norte”, explica el informe, que sin embargo no detalla más cifras.

El Consejo de Seguridad de la ONU adoptó la resolución 2270 el pasado marzo como castigo por la prueba nuclear y el lanzamiento de un cohete espacial que emplea la misma tecnología de un misil balístico intercontinental a principios del año pasado.

El pasado noviembre, el órgano ejecutivo de la ONU aprobó otra resolución, la 2321, con nuevas sanciones -que se centran especialmente en sus exportaciones de carbón- para Corea del Norte como castigo por otra detonación nuclear subterránea realizada en septiembre.

Aunque el INSS no ha estimado aún el efecto de este nuevo paquete, el Gobierno surcoreano calculó en diciembre que el impacto sería aún mayor: de unos 800 millones de dólares al año.

En el documento se subraya al final la importancia de “seguir implementando las sanciones de manera consistente dado el efecto que tienen sobre la economía norcoreana” y el manejo del país a manos de un régimen que, según el INSS, demanda cada vez más contribuciones monetarias de sus ciudadanos e incrementa el descontento popular. EFE