Pyongyang reduce magnitud de su competición anual de artillería, según Seúl

Seúl, 12 may (EFE).- Corea del Norte redujo este año la magnitud de su competición anual de disparo de unidades blindadas y el líder se abstuvo de asistir, según informó hoy el Gobierno de Corea del Sur, lo que refleja el actual clima de distensión en la península.

“El ejército norcoreano realizó una competición de movilización y disparos entre sus unidades de tanques en un área fronteriza la semana pasada, pero el número de participantes y de equipamiento disminuyó notablemente con respecto al año pasado”, dijeron fuentes gubernamentales en declaraciones a la agencia de noticias Yonhap.

El Ejecutivo surcoreano confirmó que Kim Jong-un no supervisó la competición, que el Norte celebra en los primeros seis meses del año y que contó con la asistencia del mariscal en 2016 y 2017.

Esta prueba de artillería de Corea del Norte se celebra generalmente en primera línea de fuego y sirve de entrenamiento para las unidades blindadas del país asiático, pero se lleva a cabo de forma similar a un enfrentamiento real, por lo que en ocasiones anteriores despertó críticas del país vecino.

Los tanques que participan son puntuados según lo rápido y lo bien que disparen a objetivos móviles y fijos, así como por su habilidad para sortear obstáculos.

Seúl cree que la reducción de la magnitud de la competición está relacionada con el acercamiento entre los dos países tras la cumbre intercoreana celebrada el 27 de abril en la militarizada frontera.

Los ejércitos de Corea del Sur y Estados Unidos también están desarrollando sus maniobras anuales conjuntas más discretamente antes del histórico encuentro que reunirá a Kim con el presidente estadounidense, Donald Trump, el 12 de junio en Singapur. EFE

Diario Digital Nuestro País