Inicio > Noticias > Internacional > “Queremos existir”, gritan los LGBTI contra su “invisibilización” en Panamá

“Queremos existir”, gritan los LGBTI contra su “invisibilización” en Panamá

Ciudad de Panamá, 15 may (EFE).- Las autoridades de Panamá “pretenden que somos invisibles, que nuestros derechos no existen”, denunció este sábado el dirigente de la comunidad LGBTI Ricardo Beteta, durante una manifestación en la que esta población reafirmó su derecho a “existir y a vivir sin miedo”.

“La forma de mayor discriminación que sufrimos nosotros es la invisibilización (…) Hay que entender el precio que pagamos todos los días por vivir en este silencio, a oscuras de las autoridades, que simplemente no nos dan atención”, dijo Beteta a Efe durante una manifestación contra la Homofobia, Transfobia y Bifobia celebrada en la capital panameña.

El activista aseguró que durante el actual Gobierno que preside Laurentino Cortizo los derechos de la comunidad LGBTI están sufriendo una vulneración “sin precedentes”.

“Ahora vivimos una Administración que ha sido un momento oscuro para la comunidad LGBTI (…) vemos cómo hemos estado dando marcha atrás en temas muy importantes, y todo tiene que ver con una agenda antiderechos muy bien financiada y orquestada y que nos está haciendo mucho daño”, declaró Beteta.

Recordó que como parte de la estrategia para combatir la pandemia se impusieron durante meses en Panamá restricciones a la movilidad por número de identidad personal y género, pese a la queja y las denuncias locales y de organismos internacionales sobre la violación de los derechos de las personas LGBTI por parte de las autoridades.

“Hay compañeros y compañeras que han sentido temor de salir a la calle, de enfrentarse al hecho de ser detenido, multado, llevado ante una autoridad, ridiculizado en público porque sus documentos personales no coinciden con su apariencia personal”, afirmó Beteta.

En Panamá siguen pendientes de un fallo desde 2016 en la Corte Suprema y en el Tribunal Electoral desde 2016 tres casos de matrimonios igualitarios en el exterior, dos de los cuales pretenden invalidar el Código de Familia y legalizar los matrimonios homosexuales.

En octubre pasado, la Relatora sobre los Derechos de las Personas Lesbianas, Gays, Bisexuales, Trans e Intersexuales (LGBTI) de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), Flavia Piovesan, hizo un llamado “vehemente” a Panamá para que cumpla de “buena fe” con los estándares regionales para garantizar los derechos de la población sexualmente diversa.

En marzo pasado, la CIDH expresó también su “preocupación” por la aprobación en el Parlamento de Panamá de una ley que impide a las personas del mismo sexo adoptar y volvió a urgir al Estado a que garantice los derechos de la comunidad LGBTI.

QUEREMOS EXISTIR, VIVIR SIN MIEDO

La manifestación de este sábado, en la que hubo música y una representación artística de mariposas porque encarnan “la diversidad”, fue convocada para “reafirmar” la determinación de la comunidad LGBTI “de dejar de vivir con miedo” y para retomar la calle, porque “el activismo por redes sociales no está funcionando”, dijo Beteta.

Se enmarcó en la conmemoración el 17 de mayo de cada año del Día Internacional contra la Homofobia, Transfobia y Bifobia, instaurado tras la eliminación ese día de 1990 por parte de la Organización Mundial de la Salud de la homosexualidad de la lista de enfermedades mentales.

Martín Gil, de 21 años, le dijo a Efe que acudió al llamado porque “es bueno recordarle” a la sociedad panameña, en la que a su juicio “hay muchas fobias, muchos ‘ismos’: homofobia, racismo, clasismo”, que la comunidad LGBTI “todavía está aquí”.

“Cualquier día es un buen día para protestar, especialmente para defender tu derecho de vivir, de amar, de existir y de querer ser tú mismo, sin los prejuicios de la sociedad. La verdad es que queremos existir, queremos vivir”, agregó Gil. EFE