Quieren tumbarle candidatura a Salum

Juan César Quiñones, quien fue uno de los 4 precandidatos de Acción Nacional y quien se bajó de la contienda para darle su apoyo a Claudia Hernández, señaló que hubo irregularidades durante el proceso interno de este partido político, por lo que dijo ya presentó dos demandas en el Tribunal Electoral.

Advirtió que estas dos denuncias no las va a revocar ya que la misma comisión electoral del PAN fue omisa en ese tipo de señalamientos, pues la elección tuvo que haber sido limpia.

Y es que según su apreciación una de las irregularidades fue la intromisión durante las precampañas del secretario general Rómulo Campuzano, la falta de equidad y la supuesta lista de regidores la cual fue anticipada y filtrada, la cual expresó es necesario que expliquen y hagan constar que es un listado falso.

“Mis demandas van en torno a eso, a la falta de equidad, a la intromisión del secretario general en una elección y también evidentemente a los actos anticipados de campaña. Estas demandas están en el tribunal, no las voy a quitar, yo creo que la elección tuvo que haber sido limpia, nunca hubo piso parejo para los cuatro que en un inicio estábamos contendiendo para ser el candidato del PAN”, señaló.

Así mismo dijo que el menos culpable de todo esto es Jorge Salum del Palacio, por lo que le tendrá que construir para poder competir contra Morena en este próximo proceso electoral. Aun y cuando sea un excelente candidato y buen político, tiene que demostrar que puede unir al PAN como lo ha venido diciendo en cada una de sus apariciones.

 Expresó que el camino que tiene el ahora candidato por la presidencia municipal de la capital es largo, pues el 40 por ciento de los panistas no le dieron su apoyo, por lo que tendrá que convencerlos de que su elección fue genuina y no una imposición por parte de los directivos.

Espera que la denominada “operación cicatriz” al interior sea en pro de un resultado positivo en las urnas, de lo contrario habrá quedado demostrado que las asignaciones hoy en día no son una buena alternativa, aunque la hayan hecho parecer como un proceso interno democrático.