Quince años de la joven Julisa Gutiérrez Nájera

Una emotiva ceremonia religiosa fue la que se  llevó  a cabo en   el templo de San Isidro Labrador, debido a  que la bella jovencita  Julisa Gutiérrez le dio gracias a Dios por permitirle llegar  a la ansiada edad de las ilusiones, motivo por el cual seres queridos y amigos acudieron puntuales para ser testigos de este  acto de fe.

La joven caminó hasta el altar luciendo un hermoso vestido y fue acompañada en el trayecto por sus queridos padres los señores Rafael Gutiérrez y Verónica Nájera Ávalos, quienes lucieron elegantes y con fervor alzaron sus oraciones en honor a la felicidad de su hija.

En esta ocasión los señores Raúl Flores y María Cruz Castrellón participaron como sus afortunados padrinos los cuales prometieron ante Dios estar siempre al pendiente de su ahijada y darle buenos consejos durante su juventud.

Al culminar la emotiva ceremonia eclesiástica se ofreció un exquisito banquete, el cual tuvo lugar en conocido salón de la localidad, a donde llegaron infinidad de invitados para llenar de apapachos y felicitaciones a la guapa debutante.

Durante la recepción los invitados pudieron degustar de una rica cena la cual se hizo acompañar de algunas refrescantes bebidas y deliciosos postres, los cuales se prepararon especialmente para este lindo día de celebración.

Posteriormente la festejada pasó al centro de la pista para bailar su vals con el tema “Se Busca”, en el cual fue acompañada por su querido padre y de su apuesto chambelán de honor, el joven Juan Antonio Gómez, deleitando a todos los presentes con un ameno baile.

Entre los presentes estuvieron desde luego las hermanas de la feliz celebrante: María Nallely, Alondra Yareli y Brenda Abigail, entre muchos invitados más.

Julisa se notó muy emocionada y en todo momento estuvo rodeada de halagos y felicitaciones, sin duda fue un día lleno de sorpresas para la familia Gutiérrez Nájera, que recordarán para toda la vida.

Muchas felicidades para la bella jovencita por su debut en sociedad.