Quintana quedó cortado por bajar a orinar pero enlazó gracias al equipo

Chalons-sur-Saône (Francia), 12 jul (EFE).- El colombiano Nairo Quintana aseguró que quedó cortado tras el “sprint” intermedio de la séptima etapa del Tour de Francia por haberse parado a orinar, y agradeció el trabajo del equipo que le permitió reintegrar el grupo y dejar el incidente como un susto sin trascendencia.

“Esto es el Tour y en el Tour no se puede descuidar uno ni un solo momento. Tenía ganas de orinar, podía haber llegado así hasta la meta, pero un compañero me dijo que paráramos”, relató el ciclista del Movistar.

“Quedaba cinco kilómetros hasta el ‘sprint’ y tras dudarlo, paramos y arrancamos rápido. Se lanzó rápido el ‘sprint’, quedamos entre coches y nos comenzaron a cortar, quedamos por detrás”, prosiguió.

“Pero el equipo estuvo atento para cerrar el cortecito y por fortuna sin ningún inconveniente. Hay que agradecer al equipo que siempre me han cuidado muy bien estos días. Igual que ayer, hicieron un gran trabajo. La gente no lo percibe pero siempre están para ver lo que nos hace falta. En estas oportunidades los podemos ver en primera plana”, señaló.

“Lo hemos solucionado rápidamente y queda en una simple anécdota”, agregó el ciclista que señaló que fue un despiste suyo.

Quintana aseguró que ha completado bien la primera semana de competición, con casi mil kilómetros en las piernas y se mostró confiado en ir mejorando a medida que pasen los días.

Mañana, en una jornada rompepiernas, aseguró que habrá que estar atentos para no quedarse descolgado.

“A partir de ahora haré pipí desde la bicicleta”, bromeó el colombiano, que indicó que cualquier despiste puede dar al traste con sus aspiraciones en la general.

Para quintana “el balance del Tour es bueno”, tanto para él como para su compañero Mikel Landa. EFE