Quintero se confirma como uno de los extranjeros más rentables en México

1412442094_215009_1412460996_noticia_grandeMéxico, 10 abr (EFE).- El colombiano Darwin Quintero, del América, necesitó solo 18 minutos en la cancha para convertir dos goles en el triunfo de su equipo, 6-1 sobre el Tijuana y confirmarse como uno de los extranjeros más rentables del fútbol mexicano.


Con una endiablada velocidad de mitad de la cancha para adelante y buen tino en los disparos, Quintero fue la figura principal en la goleada ante el Tijuana que consolidó al América en el segundo lugar de la tabla y al delantero sudamericano como uno de los de mejor efectividad, superior incluso que la de los dos líderes goleadores.

Después de 13 jornadas el Clausura tiene como mejores artilleros al francés Andre Gignac, de Tigres, y al mexicano Oribe Peralta, de América, ambos con nueve dianas, pero los dos tienen muchos más minutos en la cancha que Quintero que con seis goles convierte cada 94,3 minutos, mientras Gignac anota cada 119,6 y Peralta cada 110,4.

Originario de Tumaco, Darwin llegó a México para jugar con el Santos Laguna el Clausura 2009 y pronto se dio a conocer como una de las figuras ofensivas del equipo, y se acopló bien a los restantes jugadores de ataque.

En el Clausura del año pasado emigró al América y tuvo un primer torneo malo, en el Apertura mejoró con media docena de goles, pero ha sido hasta la presente temporada en la que el jugador a regresado con su fútbol alegre, con buenos toques y su capacidad de acople con los compañeros.

Este fin de semana demostró haber aceptado con humildad los momentos fuera de la cancha y salió a comerse el mundo cuando lo llamaron en el minuto 64; enseguida puso desorden en la ya desordenada zaga de los Xolos y anotó dos veces, en el 82 al burlar al defensa y en el 84 con una gran definición a pase del argentino Rubens Sambueza.

Ha sido tan evidente el resurgimiento de Darwin Quintero en el América que después de la victoria el entrenador Ignacio Ambriz reconoció que con el colombiano todo es mejor para las Águilas, que se favorecen de su gran velocidad.

Las buenas actuaciones de Quintero han puesto en aprieto a Ambriz que recibe a gritos señales de que el colombiano debe ser titular, pero no sabe a quién enviar a la banca porque los demás delanteros están rindiendo bien.

Por lo pronto el jugador ha sido el gran protagonista de la jornada 13 del torneo Clausura 2016, caracterizada por las goleadas y sus goles están siendo como señales de que hay rato que quiere jugar los 90 minutos.

Ambriz deberá reaccionar ante la sutil manera de llamar la atención porque van seis pelotas anidadas en las redes rivales en los últimos cinco partidos y es un lujo tener de reserva a un depredador de tanto tamaño. (1)EFE