R.Dominicana abre campaña electoral para elegir presidente y 4.000 cargos

presidente-delegados-politicos-elecciones-presidenciales_MEDIMA20120520_0020_5Santo Domingo, 2 feb (EFE).- República Dominicana abrió hoy oficialmente la campaña electoral para los comicios generales del 15 de mayo venidero, donde estarán en disputa más de 4.000 cargos públicos incluyendo la Presidencia y Vicepresidencia del país, y la completa renovación del Congreso Nacional (bicameral).


Además, se deberá elegir a la totalidad de los alcaldes, directores municipales y concejales, en unas elecciones que marcan la vuelta al tradicional proceso de elegir todos los cargos un mismo día, luego de 18 años de separación entre los comicios generales y los de medio término.

Para el caso de la boleta presidencial, se establece el mecanismo de la segunda vuelta si ninguno de los candidatos obtiene el 50 % más un voto de los sufragios válidos.

La Junta Central Electoral (JCE), integrada por cinco miembros, dio inicio formal a un proceso que, en la práctica, inició hace varios meses con la agitación interna de los partidos y movimientos políticos debidamente admitidos para su participación en las elecciones, y hasta de los que finalmente no fueron aceptados.

El presidente de la JCE, Roberto Rosario, destacó tras firmar la proclama de apertura de la campaña electoral, que ese organismo trabaja para que estas sean las elecciones “más limpias y transparentes” de la historia republicana del país.

Garantizó, en ese orden, que los resultados de los comicios serán el fruto de la “voluntad libérrima” de 6.765.136 dominicanos convocados para ejercer el sufragio.

En un acto al que asistieron dirigentes políticos, empresarios, líderes comunitarios y miembros del cuerpo diplomático, Rosario garantizó que la misma noche de las votaciones, “se disfrutará a plenitud de la más hermosa fiesta de la democracia política dominicana”.

El proceso, a desarrollarse en más de 16.000 colegios electorales, tendrá como principales protagonistas al oficialista Partido de la Liberación Dominicana (PLD) y al opositor Partido Revolucionario Moderno (PRM).

El PLD tiene como candidato a la Presidencia al actual jefe de Estado dominicano, Danilo Medina, quien va en busca de la reelección, tras la modificación de la Constitución el año pasado, que prohibía esa posibilidad al gobernante de turno.

Medina, quien el domingo pasado fue proclamado por su partido en un acto multitudinario celebrado en Santo Domingo, apuesta a retener el poder afincado en su obra de Gobierno y al crecimiento sostenido de la economía local.

El gobernante ha desarrollado un amplio programa de construcción de escuelas, ha otorgado financiación a centenares de agricultores a través de visitas sorpresa que ejecuta a diferentes comunidades rurales, además de ampliar la jornada educativa de los estudiantes públicos y estimular sectores como el turismo y las zonas francas.

Su principal contendiente, Luis Abinader, candidato presidencial del PRM, acude a su primer compromiso de este tipo impulsado por una organización salida de la más reciente división del Partido Revolucionario Dominicano (PRD), hoy aliado al oficialismo, y quien fundamenta su campaña en destacar la situación de inseguridad que viven los dominicanos, a raíz del aumento de la criminalidad.

Abinader, además, acusa al Gobierno de Medina de permitir la corrupción administrativa y de asumir una política “desenfrenada” de préstamos internacionales.

Otros aspirantes presidenciales, como Guillermo Moreno, del partido Alianza País, o Elías Wessin Chávez, del Partido Quisqueyano Demócrata Cristiano (PQDC), parecen tener remotas opciones de alcanzar el poder, según lo revelan las continuas encuestas que en estos días afloran en la prensa local.

La democracia dominicana se ha consolidado como una de las más estables de la región, aunque la agitación popular que generan los principales partidos causa que sectores de liderazgo nacional exhorten a los líderes políticos a enviar mensajes de sosiego y moderación a sus seguidores para evitar situaciones de violencia tras los comicios.

La Junta Central Electoral (JCE) ya anunció que decenas de observadores internacionales volverán a estar presentes en los comicios dominicanos, tal y como ha sido la norma en las últimas décadas.

La campaña electoral local tiene como fecha límite el 13 de mayo próximo, para dar a los electores la oportunidad de un “día de reflexión” previo al derecho de elegir a sus autoridades por los próximos cuatro años. (1)EFE