R.Dominicana ocupa quinto lugar en industria turismo de salud en A. Latina

Santo Domingo, 6 sep (EFE).- La República Dominicana ocupa el quinto lugar en la industria del turismo de salud en América Latina y el décimo quinto a nivel mundial, según los resultados del primer estudio de Competitividad en Turismo de Salud, ofrecidos hoy por el director del Consejo Nacional de Competitividad, Rafael Paz.

Entre 30.000 y 35.000 pacientes internacionales llegaron al país en 2017 en busca de asistencia médica, haciendo un gasto promedio de 5.000 dólares que, en el 75 % de los casos se abonó en efectivo, informó Paz durante el IV Congreso de Turismo y Bienestar organizado por la Asociación Dominicana de Turismo de Salud (ADTS) en Santo Domingo.

Esta nueva tendencia mueve a más de nueve millones de europeos, que gastan alrededor de 75.000 millones de euros anualmente; y se espera un incremento hasta 2020 de un 90 %, afirmó el funcionario, según recoge una nota de la institución que dirige.

La capacidad hospitalaria promedio por centro de salud que ofrece servicios de turismo médico es de 230 camas, con un 85 % de ocupación; 16 camas de las Unidades de Cuidado Intensivo (UCI) para adultos y 9 para neonatales, con un 74 % de ocupación.

Los centros grandes tienen camas de convalecencia y rehabilitación y oscilan entre siete y 24, con una alta rotación; cuatro centros tienen entre 3 y 6 quirófanos; y dos 2 de ellos, entre 13 y 21.

El estudio revela que el 92 % de las personas encuestadas que realizan turismo de salud en República Dominicana, recomienda el país tras someterse a algún procedimiento médico y el 75 % califica de “excelente” la experiencia global en el país.

Entre los aspectos que benefician al país en materia de turismo de salud está la ubicación geográfica, la conectividad área, la estabilidad macroeconómica, centros médicos cualificados que cuentan con equipamiento vanguardista de alta tecnología y personal médico acreditado en diferentes especialidades, destacó Paz.

A juicio de Paz, “debemos apostar por la transformación de la oferta del turismo, mostrando énfasis en el área de la salud y la medicina” y, para ello, gobierno, sector privado y sociedades médicas deben trabajar juntos para que este segmento “se convierta en una de nuestras banderas internacionales y comience a formar parte de nuestra marca país”.

También señaló que el país tiene retos que asumir, como son sensibilizar al personal de salud y de turismo sobre la atención que precisa esta actividad especializada, mejorar las capacidades del personal técnico y acondicionar y reglamentar las zonas hospitalarias para brindar una imagen adecuada en el entorno de los centros de salud.

El informe muestra que los principales servicios de turismo de salud que brinda el país son los tratamientos odontológicos, cirugías estéticas, cirugía ortopédica, cirugía cardiovascular, cirugía bariátrica, cirugía oftalmológica, cirugía robótica, oncología, urología y fisiatría.

La realización de este estudio es parte del seguimiento a los puntos establecidos en el acuerdo de cooperación con la Asociación Dominicana de Turismo de Salud (ADTS) y el Consejo Nacional de Competitividad.

Este consistió en un análisis comparativo de diferentes destinos, que cuenta con entrevistas en profundidad a personalidades del sector público y privado, indagaciones que estuvieron a cargo de una firma consultora.

El IV Congreso de Turismo y Bienestar cuenta con la presencia de directivos del turismo médico, ejecutivos de hospitales, empresas de los sectores financieros, salud, turismo, transporte, educación e inversión así como panelistas nacionales e internacionales y el propósito del evento es generar sinergia, nuevos negocios y transferencia de conocimientos.EFE