Reabren campo de golf que tenía arsénico y donde Beckham quiere hacer estadio

Miami, 23 ago (EFE).- Las autoridades de Miami anunciaron este viernes la reapertura del campo de golf Melreese, donde en el futuro el exfutbolista inglés David Beckham quiere construir un estadio para la MLS y que fue cerrado esta semana por encontrarse altos niveles de arsénico.

A través de un comunicado, el gerente de la ciudad, Emilio González, informó de la reapertura del campo de golf, en vista de que los hallazgos de una firma independiente concluyen que las condiciones del Melreese “son comparables a otros campos de golf”.

El campo fue cerrado el pasado martes como medida de precaución, después de que un reporte revelara que los niveles de contaminación por arsénico doblan el límite legal en el terreno municipal, al que el Inter Miami, el proyecto futbolístico de Beckham, se mudará después de jugar dos temporadas de la MSL en Fort Lauderdale, a unos 40 kilómetros al norte de Miami.

La firma independiente SCS Engineers, agregó González, concluyó que “los nuevos datos son generalmente consistentes con hallazgos históricos y que los controles institucionales y de ingeniería existentes brindan la protección adecuada para el uso continuo del campo de golf”.

En el terreno que ocupa el campo de golf, el club de la Major League Soccer (MLS) del excapitán de la selección inglesa tiene previsto construir un estadio de 28.000 localidades, en un recinto que, con una inversión prevista de cerca de mil millones de dólares, incluiría además oficinas, comercios y hoteles, entre otros.

La ciudad negocia actualmente los términos de un contrato de arrendamiento de 99 años que le permitiría al Inter Miami construir el estadio y complejo deportivo, hotelero y de oficinas en este parque municipal, última de las opciones manejadas por el equipo de Beckham tras varios reveses en la ciudad.

Luego de las negativas en el puerto y el centro (“Downtown”), propiciadas por la oposición de empresas de cruceros, asociaciones de vecinos y ambientalistas, se plantearon otras dos nuevas ubicaciones, que fueron descartadas por el club, lo que le obligó a mudarse a Fort Lauderdale para iniciar en marzo de 2020 su andadura en la MLS. EFE