Rechaza Guajardo crisis estructural en economía mexicana por precios del crudo

ildefonso-guajardo-crisis-economicaMéxico, 27 Ene (Notimex).- El secretario de Economía, Ildefonso Guajardo Villarreal, dijo que aunque los bajos precios del petróleo son un tema importante, no generan ningún tipo de crisis estructural en la economía mexicana.

Tras inaugurar la Conferencia sobre Comercio, Desarrollo y Contenido Nacional, organizada por el Banco Mundial (BM), reiteró que el gasto, el consumo y la inversión privada siguen siendo fuertes elementos que “mueven” a la economía de México.

En entrevista, reconoció que los “precios bajos preocupan”, pero subrayó que frente a los efectos de estas cotizaciones, las autoridades mexicanas han tomado una serie de acciones desde el punto de vista fiscal, tanto en materia de impuestos como de gasto.

“No es una situación que nos guste y no le gusta a nadie en el mundo que tiene una dependencia fiscal de ingresos petroleros, pero lo que yo quiero remarcar es que no son elementos que estén generando ningún tipo de crisis estructural en la economía mexicana”, enfatizó.

El funcionario federal expuso que el hecho de los precios de las gasolinas y el diésel se vayan a mantener en un bajo nivel durante febrero próximo, como lo anunciaron autoridades hacendarias, ello tendrá un impacto favorable en el costo de vida de las familias.

“Hay un impacto directo y general en términos del precio del combustible que tiene que ver incluso con los costos de transporte de mercancía y personas, obviamente es otro impacto en el sentido favorable desde el punto de vista del costo de vida”, sostuvo.

Esta mañana, la secretaría de Hacienda informó que en febrero de 2016, los precios máximos aplicables a la gasolina Magna y el diésel se mantendrán en los mismos niveles que se observaron en enero, mientras que la Premium tendrá una reducción de tres centavos.

Ello implica que en febrero el precio de la gasolina Magna será de 13.16 pesos por litro, el de la Premium de 13.95 pesos por litro y de 13.77 pesos por litro en el caso del diésel, de acuerdo con la dependencia federal.

Al respecto, Guajardo Villarreal afirmó que con este esquema de precios máximos se prepara la inminente apertura del mercado de gasolinas en 2018, tal y como lo mandata la legislación en la materia.

Respecto a la baja en los precios del crudo, dijo que fue necesario un “ajuste del cinturón” y disciplina fiscal y de gasto, pero enfatizó que “los elementos que mueven a la economía mexicana, que fundamentalmente es su gasto privado, su consumo privado, su inversión privada, siguen siendo fuertes”.

En el caso de la secretaría de Economía, precisó que recortará este año 7.0 por ciento del total de sus plazas laborales, como quedó predefinido en el presupuesto para 2016, pero también realizará un ajuste adicional de 3.0 por ciento, ya programado desde el año pasado, para un total de 10 por ciento de su nómina.

Estos ajustes no impactan a trabajadores sindicalizados, sino a empleados de confianza, y en total sumarán un recorte de alrededor de 300 plazas en la Secretaría de Economía, detalló.

En cuanto a la autorización del Instituto Mexicano de la Propiedad Industrial (IMPI) del registro de cuatro marcas de “El Chapo” a una hija del narcotraficante Joaquín Guzmán Loera, aclaró que estas fueron autorizadas en 2011, durante la administración pasada.

“Hay un proceso de autorización de marcas que funcionarios específicos adoptaron y simplemente se va a analizar en qué condiciones se otorgaron las marcas”, indicó el secretario de Economía.

En la inauguración del evento, el secretario de Economía aseguró que México está en el proceso de implementación de la reforma energética, la cual -apuntó- ha sido “histórica” en un mercado que tenía 70 años de estar cerrado a la inversión privada y en manos de monopolios públicos.

Destacó que en cumplimiento al mandato legal, el contenido nacional inicial en materia de petróleo y electricidad es de 25 por ciento, incremental en 10 años hasta 35 por ciento.

Con la liberalización del sector, aseveró el funcionario, se plantea un equilibrio de desarrollo nacional que corresponda con desarrollo de proveeduría regional a estados que habían sido marginados de los beneficios del desarrollo de la industria energética.

Ahora Petróleos Mexicanos (Pemex) y la Comisión Federal de Electricidad (CFE), transformadas en empresas productivas del Estado, estarán frente a un mercado libre de contratación laboral, donde la competencia habilidades y capacidades será muy severa, y por ello se tiene que desarrollar un programa nacional para desarrollarlas, puntualizó.