Reciben el bautismo los hermanitos Soto Solís

  • Durante una bonita celebración por partida doble

En el Templo de Santa Ana y la Sagrada Familia, los hermanitos Adán Romario y Bárbara Soto Solís, recibieron las sagradas aguas del Jordán durante una misa de acción de gracias  en la cual estuvieron acompañados por sus padres los señores Gardenia Solís Ferrel y Jairo Santiago Soto Orozco, para que sus hijos recibieran la bendición del Sacramento del Bautismo.

En esta ocasión tan especial los pequeños hermanitos, contaron como sus dichosos padrinos a los señores Aristeo Lugo Soto y Socorro Cumplido, los cuales juraron ante el altar velarán por el bienestar de sus ahora ahijados para llevarlos siempre por una vida llena de valores, respeto y  mucho amor.

Durante la misa el sacerdote celebrante ofreció unas bonitas palabras, principalmente dirigiéndose a los padres y padrinos de  los hermanitos ya que  ellos serán quienes se encarguen de su formación católica durante el paso de los años.

Al finalizar la ceremonia  los nuevos hijos de Dios  partieron junto a su padres e invitados al singular festejo  que les organizaron el cual se llevó a cabo en un bonito jardín de la ciudad,  en donde un hermoso montaje le esperaba ya a los pequeñitos festejados.

Durante la amena tarde los invitados disfrutaron de una deliciosa comida la cual se hizo acompañar de algunas refrescantes bebidas las cuales se prepararon para este festejo doble.

Los pequeños Adán y Bárbara se les vio muy contentos de principio a fin de su bonita celebración ya que fueron los más complacidos al recibir muchas muestras de afecto y detalles por esta ocasión tan especial en sus vidas además se hicieron acreedores a lindos obsequios.

En este grandiosos día los pequeñitos festejados contaron con la presencia de sus abuelitos, tíos y primitos los cuales los llenaron de mucho cariño y bendiciones en este día tan especial para ellos.

No cabe duda que su bonita familia e invitados disfrutaron de este extraordinario día de celebración, el cual  tuvo como único fin  que los hermanitos Soto Solís ingresaran a la familia católica.

¡Enhorabuena!