Recibidos pocos televisores en centros de acopio

televisores-obsolteosA pesar de que ya transcurrió poco más de un mes desde que llegó a su fin la señal analógica, son pocos los aparatos televisores que se han recibido en los centros de acopio que se encuentran en esta ciudad, señaló el diputado Alfredo Martínez, secretario de la Comisión de Ecología en el Congreso del Estado.

Al referirse al proceso de acopio de aparatos televisivos que se encuentran en desuso en estos momentos, el legislador manifestó que hasta el momento no se han tenido los resultados esperados en cuanto a la captación de los receptores que se encuentran fuera de uso en estos momentos, pues a pesar de que en esta ciudad existen varios centros de recepción, hasta ahora solamente se han recibido 161 televisores analógicos.

Agregó el diputado que se trata de una cantidad mínima, si se toma en cuenta el porcentaje de la población que tenía televisión analógica antes de que se llevara a cabo el proceso de modificación de ésta señala por la digital, que se encuentra en uso actualmente.

“Sabemos que la cantidad de duranguenses que tenía un aparato televisor analógico estaba integrada por muchas más personas que las 161 que han llevado su televisión a los centros de acopio, para que sea desechado de la manera más adecuada”, dijo el legislador Martínez, al recordar que, de hecho, se trata de aparatos que representan un gran riesgo para el medio ambiente, debido a que algunos de sus componentes son altamente contaminantes si no se manejan de manera adecuada.

Agregó que es necesario que las autoridades relacionadas con el cuidado al medio ambiente intensifiquen las acciones encaminadas a darle una mayor difusión al programa para el acopio de las televisoras analógicas, con el propósito de que sean cada vez más las que acudan a llevar sus viejos aparatos a los distintos centros de acopio que se encuentran en toda la ciudad, y eviten tirarlos en la vía pública, donde pueden causar una fuerte contaminación por los componentes con los cuales fueron elaborados.