Recibió las aguas benditas del Jordán la pequeña Ángela Estefanía

Durante una amena ceremonia de acción de gracias los señores Brenda Alarcón Alarcón y Alberto Villarreal Armendáriz tuvieron la fortuna de bendecir a su  hija Ángela Estefanía Villarreal Alarcón, pues la llevaron a bautizar hasta la pila bautismal del Templo de Santa Ana y la Sagrada Familia, al cual se dieron cita desde muy temprana hora sus abuelos, tíos, primos y demás familiares quienes fueron testigos de este acto de fe.

Los señores Imelda y Ulises Villarreal tuvieron la fortuna de fungir como sus padrinos de velación, los cuales se mostraron sumamente dichosos de poder compartir tan importante compromiso con su ahora ahijada, por la cual juraron velar y cuidar tal como lo indica la Iglesia Católica.

Durante la ceremonia el sacerdote oficiante le dedicó un emotivo mensaje a la nueva hija de Dios, así como a todos los presentes a quienes les compartió la palabra de fe sobre el significado del bautismo y la presentación ante Dios, por el cual los infantes son recibidos en la iglesia, y convertidos en nuevos católicos.

Al finalizar la ceremonia religiosa familiares y amistades se tomaron algunas fotos del recuerdo junto la nueva hija de Dios a la cual le desearon lo mejor de la vida por haber recibido su primer sacramento.

Más tarde la familia Villarreal Alarcón, familiares y amistades, partieron con rumbo al puerto de Mazatlán, al pueblo Bonito Esmeralda Day, en donde ya le esperaba un hermoso montaje  a la pequeña  Ángela Estefanía el cual fue preparado en su honor.

En esta ocasión a todos los invitados se les sirvió  un exquisito banquete así como algunas refrescantes bebidas de la preferencia de cada quien, mientras entre divertidas charlas vivieron un extraordinario ambiente pasándola de lo mejor durante este ameno festejo.

Sin duda alguna fue una  amena tarde llena de gratas sorpresas para los Villarreal Alarcón y para todos los que los acompañaron en este significativo día el cual tenía como fin el ingreso a la familia católica de su pequeña hija, el cual  recordarán para siempre con mucha alegría.

¡Muchas felicidades!