Recibió las aguas del Jordán

  • La pequeñita Dulce María se convirtió en nueva católica

Por Yazmin G. Rivera

bautizada04En brazos de sus queridos padres, Elena Yolanda Amaya y Fernando Gaytán,  la  bonita pequeñita Dulce María Gaytán Amaya ha sido convertida en nueva hija de Dios, por medio de una emotiva ceremonia religiosa llevada a cabo recientemente en la parroquia del Amor Misericordioso de Jesús, al cual allegados acudieron puntuales para ser testigos de este bendito acto de fe.

Como padrinos de la chiquita fungieron los afortunados Sandra Janeth Amaya y Francisco Alanís Saucedo, quienes contentos cargaron a la bebé para recibir el primero sacramento y la rodearon de bendiciones y mucho cariño, además prometieron ante Dios, estar siempre al pendiente y guiarla por el buen camino.

Durante la misa, los asistentes elevaron sus oraciones en honor a la chiquita, para posteriormente agradecer a Dios por este bendito acontecimiento.

Después, la familia anfitriona organizó una amena convivencia, a la cual demás seres queridos acudieron con gusto y abrazos a la recién bautizada. Los invitados comieron un sabroso platillo al estilo mexicano que constó de asado, patoles y arroz, además de una sabrosa variedad de botana y refrescos.

Fue un día lleno de festejo y bendiciones para los Gaytán Amaya, por lo que se notaron contentos y emocionados.

Enhorabuena para la bebé por ser nueva hija de Dios.