Reclaman a clínica de Managua por no atender a joven herido en protestas

Lado.mx

Managua, 2 may (EFE).- Decenas de nicaragüenses se plantaron hoy en las afueras del hospital Cruz Azul, en Managua, para reclamar y exigir su cierre por no atender a un joven herido durante las protestas contra el Gobierno de Daniel Ortega y que posteriormente murió.

“Justicia”, “cómplices”, clamaban, entre otros mensajes, los manifestantes que portaban banderas de Nicaragua.

De acuerdo con esos manifestantes, esa clínica, propiedad del Instituto Nicaragüense de Seguridad Social (INSS), no quiso atender a Álvaro Conrado, de 15 años, que murió desangrado dos horas después en otro hospital.

El padre del joven, del mismo nombre, denunció que su hijo no fue asistido en Cruz Azul, en donde aún llegó con vida.

“Simplemente tenían que estabilizarlo y mandarlo a otro lado (hospital), pero no lo hicieron”, acusó.

El joven, que cursaba décimo grado en el instituto jesuita Loyola, en Managua, murió el pasado 21 de abril de un disparo cerca de la Universidad Nacional de Ingeniería (UNI), a donde llegó a entregar víveres a los estudiantes que protestaban contra unas reformas a la seguridad social.

El hospital Cruz Azul no se ha pronunciado al respecto.

Desde que comenzaron las protestas hace dos semanas, los enfrentamientos violentos que se produjeron en Nicaragua dejaron un saldo de al menos 43 muertos y un total de 48 desaparecidos, según el Centro Nicaragüense de Derechos Humanos (Cenidh).

Nicaragua está pendiente del diálogo que en próximas fechas, todavía sin especificar, protagonizarán el Gobierno y el Consejo Superior de la Empresa Privada (Cosep), con la Conferencia Episcopal (CEN) como mediador. EFE