Recomienda el autoexamen testicular para evitar el cáncer

Febrero es el mes dedicado a la salud del hombre, sin embargo la cultura preventiva para el autocuidado debe ser un compromiso que debemos asumir hombre y mujeres durante todo el año, afirmó el Dr. Jose Valeriano Ibañez de la Rosa, Director del Hospital General de Zona 1 del instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS).

Al referirse particularmente al género masculino dijo que debemos realizarnos el autoexamen de testículos justo después de tomar un baño ya que la piel del escroto (la piel que recubre los testículos) está caliente y relajada. La mejor postura para hacerlo es de pie.

Debe examinarse un testículo a la vez; primero palpar el saco escrotal con suavidad para localizar el testículo; con una mano estabilizarlo y con la otra palpar con suavidad pero con firmeza, ejerciendo cierta presión en toda la superficie. Estos mismos pasos deben practicarse con el otro testículo.

El testículo al tacto debe sentirse firme pero no duro como piedra. Puede estar más abajo o ser un poco más grande que el otro (el testículo derecho es, generalmente, un poco más grande que el izquierdo en la mayoría de los hombres).

Cualquier protuberancia por más pequeña que sea o zona más dura, así como un testículo que se agranda u otra diferencia que se note debe ser motivo de consulta médica.

Explicó que cuando hay dolor o hinchazón en el escroto, puede tratarse de una infección lo que obstruye el flujo de sangre a la zona.

Un dolor repentino y agudo en los testículos o en el escroto que se prolongue por más de algunos minutos puede ser suficiente motivo para acudir con el médico.

Una masa o protuberancia en el testículo es, en general, el primer signo de cáncer de testículo y si se diagnostica y trata a tiempo puede curarse.

Los distintos tipos de cáncer tienen diferentes factores de riesgo, entre ellos el fumar lo que puede erradicarse, pero hay otros factores como la edad de la persona o sus antecedentes familiares, que no se pueden evitar.