Inicio > Noticias > Local > Reducción de recursos complica situación del campo 

Reducción de recursos complica situación del campo 

La reducción en los recursos para el campo que se contempla en el presupuesto federal para el 2021, con la cancelación de apoyos para la comercialización de productos agrícolas, así como de distintos programas para apoyar a los productores, plantea una situación muy complicada para el campo tanto de Durango como del país, señaló el diputado Francisco Javier Ibarra Jáquez.

El legislador por el PRI manifestó que la disminución de recursos presupuestales para el campo en el presupuesto del gobierno federal para el año entrante, aunada a la competencia internacional para la producción de alimentos y la crisis epidémica que se padece actualmente, han ocasionado fuertes afectaciones económicas a los productores agrícolas y ganaderos del país.

Dijo que esta situación agrava los niveles de rezago de las comunidades rurales, al tiempo que disminuye considerablemente las esperanzas de lograr la llamada soberanía alimentaria, particularmente para el 2021, pues ya se concretaron disminuciones significativas para el campo en el presupuesto de egresos de la Federación, que fue aprobado ya en la Cámara de Diputados, pese a la oposición y reservas de muchos legisladores federales.

Entre los rubros afectados, agregó el legislador, destaca la ausencia de apoyos para la comercialización de muchos productos agrícolas, como es el caso del frijol, programa que fue fundamental durante otros años para evitar el coyotaje y especulación, lo cual permitía que pequeños y medianos productores agrícolas pudieran tener viabilidad económica en su labor, además de otros que ayudaban a ensanchar el desarrollo agrícola y comercial de muchos estados, entre ellos Durango.

Añadió que esa evidente la ausencia de programas de fomento ganadero y pesca, crédito ganadero y a la palabra, el programa de concurrencia que apoyaba la tecnificación y equipamiento para elevar la productividad, “no se contemplaron tampoco fondos específicos de garantía ni recursos para financiamiento a pequeños agricultores; lamentablemente el entorno se agravará con las oscilaciones financieras derivadas de las medidas de confinamiento en el país, sin contar con los eventuales riesgos naturales que de manera reiterada afectan la actividad agropecuaria en distintos momentos del año”, dijo textualmente el legislador.

A pesar de esta situación, consideró que no es momento de claudicar en la gestión y diálogo para conseguir apoyos adicionales para el campo duranguense, pues aunque ya se aprobó el presupuesto para el año entrante, se puede insistir ante la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural federal, para que se considere al estado como destinatario de proyectos y programas diversos.

En tal circunstancia, exhortó a los funcionarios estatales, para que lleven a cabo gestiones que permitan lograr que Durango pueda ser incluido en algunos programas federales para el año entrante, que ayuden a compensar la reducción en el presupuesto que se recibirá.