Referentes de DD.HH. en Argentina rechazan despidos en agencia estatal

Buenos Aires, 23 jul (EFE).- Referentes argentinos de derechos humanos, entre ellos Madres y Abuelas de Plaza de Mayo, mostraron hoy su rechazo al despido de 357 trabajadores de la agencia de noticias estatal Télam -más del 40 % de su plantilla- y destacaron la importancia de los medios públicos para la libertad de expresión.

Desde que se conocieron los despidos a finales del mes pasado, los trabajadores iniciaron una huelga y tomaron pacíficamente la redacción central de la agencia en Buenos Aires, donde los organismos de derechos humanos realizaron un “abrazo” como muestra de apoyo.

Previamente, leyeron un comunicado en el que señalan que desde la vuelta de la democracia al país Télam “ha representado la voluntad del Estado argentino de garantizar el acceso plural y diverso a la información”, y atribuyen el recorte de personal a la “supuesta obediencia a los dictados del FMI (Fondo Monetario Internacional) y el poder financiero internacional”.

El texto, que respaldaron figuras como el Nobel de la Paz Adolfo Pérez Esquivel, afirma que los despidos han “desmantelado secciones enteras y vaciado corresponsalías del interior del país”, lo que “deja la información pública en manos de monopolios privados que concentran hoy el mayor poder mediático que ha conocido Argentina”.

Los firmantes apuntaron como una de sus mayores preocupaciones la “liquidación” de la página “Memoria, Verdad y Justicia”, un apartado de la información de Télam que cubría los juicios contra miembros de la dictadura, manifestaciones por la memoria o las novedades en la búsqueda de bebés apropiados por el régimen de facto que gobernó el país de 1976 hasta 1983.

Los ceses suponen, según los organismos de derechos humanos, un “acto contra la libertad de expresión y opinión”.

Taty Almeida, integrante de Madres de Plaza de Mayo Línea Fundadora (una de las dos asociaciones en las que se escindió el grupo), contó que su hijo asesinado había trabajado en la agencia pública, y afirmó que el derecho al trabajo es un derecho humano, que el Gobierno “viola permanentemente” con los despidos de empleados estatales.

La presidenta de Familiares de Desaparecidos y Detenidos por Razones Políticas, Lita Boitano, recordó el papel de los medios al retransmitir los juicios contra la última dictadura del país, y que gracias a ellos se enteraba de la actualidad argentina mientras estuvo exiliada en Italia.

María del Carmen Verdú, de la Coordinadora contra la Represión Policial e Institucional, expuso que algunos casos de asesinatos o abusos policiales habrían quedado impunes de no haber sido por las pruebas que dejaron las imágenes tomadas por periodistas.

El conflicto en Télam ha saltado a la actualidad de Argentina en las últimas semanas, y el presidente del país, Mauricio Macri, argumentó en una rueda de prensa que el recorte se llevó a cabo porque había “una superpoblación de gente que se realizó en los últimos años del Gobierno anterior y especialmente en los últimos meses”, apuntando al Ejecutivo de Cristina Fernández (2007-2015). EFE