Refugiado iraquí quería atentar contra centros comerciales en Houston, EE.UU.

Austin (EEUU), 13 ene (EFE).- El refugiado iraquí acusado de simpatizar con el Estado Islámico (EI) y detenido la semana pasada en Houston (EE.UU.) pretendía atentar contra dos centros comerciales de esa ciudad texana como muestra de “lealtad” a la organización islamista, según una investigación federal.


Omar Al Hardan, de 24 años, compareció hoy ante el juez Lynn Hughes en Houston y se declaró no culpable de los tres delitos de los que se le acusa: apoyar a una organización terrorista extranjera, proveer información falsa para obtener la ciudadanía estadounidense y mentir a las autoridades federales.

Hughes, por su parte, optó por mantener bajo custodia al acusado.

Durante la audiencia, el agente especial Herman Wittliff, del Departamento de Seguridad Nacional, explicó que Al Hardan pretendía instalar bombas en los centros comerciales Sharpstown Mall y Houston Galleria para detonarlas con control remoto.

Wittliff aseguró que el FBI le seguía la pista desde abril de 2014 y que recientemente había adquirido componentes para detonar artefactos caseros.

La Fiscalía, por su parte, acusó a Al Hardan de colaborar con otro refugiado iraquí detenido en California también la semana pasada para obtener entrenamiento armamentístico y, con el tiempo, viajar a Siria para combatir en las filas yihadistas. (1)EFE