Registra TJFyA 700 demandas en el año

  • Contra instancias gubernamentales estatales y municipales

Por: Martha Medina

En el transcurso de este año el Tribunal de Justicia Fiscal y Administrativa del Estado ha recibido 700 nuevas demandas por parte de ciudadanos que se inconformaron con acciones realizadas por instancias gubernamentales tanto estatales como municipales, informó el magistrado Gerardo Gallegos Isaís.

Al referirse a los procesos que se llevan a cabo en el TJFyA, el funcionario puntualizó que además de las 700 demandas que se han recibido en este año se encuentran en revisión otras 400 que se fueron a segunda instancia para su resolución.

Respecto a las autoridades contra las cuales se presenta la mayor cantidad de demandas, el magistrado puntualizó que son las de carácter municipal, pues cada vez son más los ciudadanos que deciden presentar recursos de carácter legal en contra de las acciones que realizan estas autoridades, principalmente en lo que se refiere a la aplicación de sanciones en el renglón de vialidad.

Por lo que se refiere a los recursos que se reciben en contra de las autoridades estatales, el magistrado puntualizó que aunque son en menor proporción, también se presentan demandas en contra de distintas áreas del gobierno estatal, las cuales al igual que los casos contra las presidencias municipales, un 70 por ciento se resuelven a favor de los ciudadanos.

Agregó Gallegos Isaís que hasta el momento la mayoría de los fallos que se emiten de los recursos legales contra las acciones de los gobiernos se dan a favor de los ciudadanos pues en los procesos que se siguen queda demostrado que tienen la razón, debido principalmente a fallas y omisiones en las que incurren las partes demandadas.

Explicó que debido a este comportamiento que se presenta en las demandas que recibe el Tribunal de Justicia Fiscal y Administrativa se ha conminado en varias ocasiones a las autoridades municipales para que atiendan con mayor cuidado las disposiciones que establece la ley tanto en la actuación que tienen de manera cotidiana, como al momento de aplicar sanciones por alguna irregularidad administrativa, pues en muchos casos los recursos de los ciudadanos proceden precisamente por fallas en la actuación de las autoridades, incluso en los mismos formatos para la aplicación de sanciones de carácter económico.