Relator ONU denuncia a Israel por violación derecho a salud de los palestinos

Palestina Libre

Ginebra, 19 mar (EFE).- El relator de la ONU sobre los derechos humanos en los territorios palestinos ocupados, Michael Lynk, denunció hoy a Israel por la “profunda” violación del derecho a la salud de los habitantes de Gaza, a los que se impide en gran medida salir para recibir atención médica vital.

Al presentar su informe anual al Consejo de Derechos Humanos, que celebra su trigésimo séptimo periodo de sesiones en Ginebra, Lynk dijo que Israel “administra de forma bizantina y opaca el sistema de permisos a los pacientes que quieren tratamientos especializados”.

Los pacientes requieren de esas autorizaciones para salir de Gaza hacia Jerusalén Este -lugar de los territorios palestinos donde las instalaciones médicas son las más avanzadas-, en Cisjordania o en el extranjero.

Lynk sostuvo que, de acuerdo a datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), la tasa de aprobación de salidas de Gaza por razones médicas ha ido descendiendo en los últimos años y que de las 25.812 peticiones que recibió en 2017 sólo autorizó el 52 %.

Una de las consecuencias más trágicas fue el fallecimiento de 54 pacientes de Gaza que habían pedido permisos de viaje por motivos médicos, a los que se dio una respuesta negativa o que nunca recibieron una.

En su informe, el relator también expuso el problema de la escasez de medicamentos en Gaza, donde viven dos millones de personas y que está sometida a un bloqueo israelí desde 2007.

Apoyándose en información de la OMS, dijo que el 40 % de los 516 medicamentos esenciales que figuran en el listado del sistema sanitario de ese territorio estaban totalmente agotados en enero pasado y que en el caso del 43 % de fármacos había reservas sólo para un mes.

Lynk informó también de que las constantes interrupciones en el suministro eléctrico en Gaza habían forzado el cierre de servicios esenciales en los hospitales, como de diagnósticos, emergencias y enfermedades crónicas y salas de operaciones, además de afectar la esterilización del instrumental.

“A principios de 2018, tres hospitales y trece centros de atención primaria habían cerrado, afectando la atención médica para más de 300.000 personas”, precisó el relator.

Como muestra del impacto real de la situación sanitaria en Gaza, territorio que se encuentra a sólo 75 kilómetros de la israelí Tel Aviv, el experto de la ONU explicó que en el primero la esperanza de vida es de 73,1 años, mientras que en la segunda de 82,1 años.

Asimismo, la mortalidad infantil es de 20 y de 3 por cada 1.000 nacidos vivos, la mortalidad materna de 31 y de 2 por cada 10.000 nacimientos y la tasa de supervivencia de cinco años tras un cáncer de mama es del 65 % y del 86 %, respectivamente. EFE