Renuncia el viceministro de Vivienda de Guatemala por diferencias de criterio

 

Guatemala, 29 sep (EFE).- El viceministro guatemalteco de Comunicaciones, Infraestructura y Vivienda, Carlos Barillas, presentó hoy su renuncia en una carta dirigida al presidente del país, Jimmy Morales, en la que alega diferencias de criterio para continuar sirviendo a Guatemala.

Para llevar a cabo su trabajo “es necesaria una visión técnica, estratégica y un compromiso sólido por parte de la máxima autoridad de este Ministerio. Lamentablemente dicha visión y compromiso no existen actualmente”, argumentó el funcionario, quien alude además “diferencias de criterios” por hechos recientes.

Barillas, a cargo del sector vivienda dentro de la cartera desde febrero de 2016, manifiesta que la situación actual crea “condiciones desfavorables para continuar desempeñando este cargo y alcanzar los objetivos que le son inherentes”, motivo por el que entrega su renuncia “irrevocable”.

“Manifiesto mi anhelo de que el país pueda encontrar el camino correcto que necesita para el bienestar de la población de Guatemala”, indicó en la misiva, en la que asegura que el déficit habitacional no puede ser abordado con una política subsidiaria y menos con unos recursos limitados.

Aunque no hace referencia explícita a la crisis que vive Guatemala desde que en agosto pasado Morales intentara expulsar al jefe de la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala (CICIG), Iván Velásquez, con Barillas suman más de diez dimisiones de funcionarios del Gobierno.

La semana pasada dimitieron los ministros de Gobernación (Interior), Francisco Rivas; Trabajo, Aura Leticia Teleguario, y Finanzas, Julio Héctor Estrada, además de seis viceministros de estas carteras, aunque ninguna de ellas fue todavía aceptada.

Estas dimisiones se suman a la de la exministra de Salud Lucrecia Hernández Mack y otros funcionarios desde que en agosto se desatara la crisis, que también provocó la destitución de dos funcionarios, el entonces canciller Carlos Raúl Morales y uno de sus viceministros, por haberse negado a ejecutar la orden del presidente de expulsar de inmediato de Guatemala al comisionado de la CICIG.

La decisión del presidente de expulsar a Velásquez, que fue anulada por la Corte de Constitucionalidad, la máxima instancia judicial del país, desató una oleada de manifestaciones pacíficas en agosto que convergieron el 20 de septiembre con una marcha masiva a la que asistieron más de 200.000 personas en todo el país. EFE