Renzi reivindica el “deber de la memoria” en pueblo masacrado por fascistas

Dímelo Ya

 

Roma, 15 feb (EFE).- El secretario general del Partido Demócrata italiano, Matteo Renzi, reivindicó hoy el “deber de la memoria” de la historia para construir el futuro, durante una visita a un pueblo masacrado por tropas nazis y fascistas en la II Guerra Mundial.

“Quien no es antifascista no es digno de formar parte de la comunidad democrática italiana”, defendió el ex primer ministro, en plena campaña para las elecciones del 4 de marzo, ante el monumento de Sant’Anna di Stazzema (norte), que recuerda a las más de 500 personas fusiladas en 1944.

Las palabras de Renzi se producen en un momento en el que se denuncia el auge de los movimientos fascistas o de ultraderecha, sobre todo después del tiroteo racista de Macerata (centro), en el que un individuo hirió a seis personas de raza negra el 3 de febrero.

“No creamos que nuestro país está viviendo esa fase, porque en realidad nuestra democracia es fuerte y sólida ante cualquier riesgo de totalitarismo”, defendió, para después tildar de “error político” la comparación de la actualidad con la temporada prefascista.

En este sentido reivindicó: “Esto no quiere decir que no tengamos el deber de la memoria, que no puede ser un pasatiempos que cada uno cumple cuando quiere, porque sin memoria no hay futuro”, puntualizó.

Renzi subrayó su compromiso a “no retroceder ni un centímetro en los valores educativos” para que “cuando un joven lea ‘Mein Kampf’ (“Mi lucha”, el libro de Adolf Hitler) no crea que lee un libro cualquiera, sino uno sobre el mal absoluto”.

“Y cuando un joven toma una pistola y dispara por la calle a seis personas de color y a la sede del Partido Demócrata, ese hombre debe ser encarcelado”, dijo el político florentino, aludiendo a Luca Traini, el neonazi de 28 años que llevó a cabo el tiroteo de Macerata. EFE