Reproducción de pingüinos rey amenazada por cambio climático

Foto: Denomades.com

Londres, 27 Feb (Notimex).- Los pingüinos rey enfrentan cada vez más problemas para sobrevivir, ya que el cambio climático está fragmentando el ecosistema en la Antártida, propiciando un continuo alejamiento entre los sitios de anidación y los terrenos de alimentación, alertó una nueva investigación.

Un grupo internacional de investigadores evaluó a la población fragmentada de esta especie de aves en el Océano Austral y llegaron a la conclusión de que algunos bastiones de pingüinos rey se volverán insostenibles si no se hace nada para frenar el calentamiento global.

Los científicos analizaron los requisitos particulares del pingüino rey y cómo los cambios en el medio ambiente podrían afectar en las próximas décadas el éxito reproductivo de la especie, la segunda más grande de las 17 existentes en la Antártida.

De acuerdo con los investigadores, el problema es el continuo alejamiento de los lugares clave de anidación de los sitios favoritos de los pingüinos para alimentarse y a medida que el clima se caliente aún más, la comida estará demasiado distante para que muchas aves busquen a sus polluelos.

Casi el 70 por ciento de los pingüinos rey –unas 1.1 millones de parejas reproductoras- tendrán que reubicarse o desaparecerán antes de que concluya el siglo, advierten los científicos en un artículo publicado en la revista británica Nature Climate Change.

Los investigadores, encabezados por la doctora Céline Le Bohec, del Centro Nacional de Investigación Científica (CNRS) y la Universidad de Estrasburgo, Francia, elaboraron una mezcla de modelos climáticos y analizaron la genética de la población de los pingüinos rey.

Esta especie, Aptenodytes patagonicus, está en una situación delicada por el terreno donde se basan, ya que prefieren las islas subantárticas que están libres de hielo marino y tienen playas lisas de arenas o guijarros sobre los cuales criar a sus polluelos.

Pero necesitan un buen suministro de peces y calamares para alimentarse y esto lo encuentran en el Océano Austral a lo largo de una característica conocida como Frente Polar Antártico (APF), que es un afloramiento rico en nutrientes que admite abundantes presas para los depredadores.

Los investigadores señalan que la cuestión es que el APF está dirigiéndose al polo conforme aumentan las temperaturas globales y pronto podría estar lejos del rango de muchos pingüinos rey que dejan a sus polluelos para ir en busca de alimento.

El límite de distancia en el que estas aves pueden viajar sin exponer a sus polluelos al hambre en el nido es de aproximadamente 700 kilómetros, refieren.

“Las islas Marion y Príncipe Eduardo y la Isla Crozet, que son importantes centros de población de pingüinos rey, tendrán la mayor dificultad en los próximos 50 años”, declaró la doctora Le Bohec a la cadena británica de noticias British Broadcasting Corporation (BBC).

“Si continuamos con la emisión de gases de efecto invernadero a la atmósfera, las islas de Kerguelén, Falkland y Tierra de Fuego también tendrán dificultades”, añadió.

NTX/I/VRR/FJ/