República Democrática del Congo se plantea dejar la Corte Penal Internacional

Kinshasa, 16 sep (EFE).- El Gobierno de la República Democrática del Congo (RDC) amenaza con retirarse de la Corte Penal Internacional (CPI) al considerar que está siendo “manipulada” por otros países extranjeros para operar contra su Ejecutivo, confirmó hoy a Efe la formación gobernante.

“No podemos aceptar el comportamiento de este tribunal, que prueba que algunos países extranjeros lo están manipulando contra la República Democrática del Congo. No podemos tolerarlo”, indicó en conversación telefónica con Efe el portavoz de la plataforma Mayoría Presidencial (MP), Alain Atundu Liongo.

Estas declaraciones secundan el comunicado emitido ayer por el Ministerio de Asuntos Exteriores congoleño.

En él, el vice primer ministro y ministro de Exteriores, Leonard She Okitundu, afirma tener “pruebas tangibles” de que “algunos países extranjeros” utilizan a la CPI contra las autoridades congoleñas.

La postura de Kinshasa es que estas supuestas presiones también podrían afectar al proceso electoral que debe desembocar en los comicios del próximo 23 de diciembre.

Estas amenazas se producen tan solo dos días antes de que la Corte deba pronunciarse sobre los cargos por soborno a testigos que pesan sobre el exvicepresidente Jean-Pierre Bemba, que ya fue absuelto por ese mismo tribunal de una condena a 18 meses de cárcel por supuestos crímenes de guerra y puesto en libertad el pasado mes de junio.

Sin embargo, el régimen utilizó los cargos que aún pesan sobre Bemba para rechazar su candidatura para las presidenciales.

Esta no es la primera ocasión en la que países de África amenazan con retirarse de la CPI, ya que a finales de 2016 Gambia, Sudáfrica y Burundi acusaron al tribunal de racismo por procesar únicamente a líderes africanos y anunciaron que se retirarían de su jurisdicción.

Sin embargo, Gambia y Sudáfrica dieron marcha atrás y anunciaron posteriormente que seguirían formando parte de la corte, así que el abandono de Burundi fue el único que se hizo efectivo.

De los 18 jueces que forman la plantilla de la Corte, cuatro son africanos; de hecho, el juez presidente, Chile Eboe-Osuji, es nigeriano.

Los otros tres magistrados provenientes del continente son de Benín, Uganda y, precisamente, de República Democrática del Congo. EFE