Republicanos critican que hechos no se corresponden con “elocuencia” de Obama

Washington, 12 ene (EFE).- El Partido Republicano de EE.UU. dio hoy su respuesta al discurso sobre el Estado de la Unión pronunciado por el presidente, Barack Obama, y criticó que los hechos no se correspondan con la “elocuencia” y “el tono elevado de sus palabras”.


Fue la gobernadora de Carolina del Sur, Nikki Haley, la encargada de dar la réplica al presidente, y aunque reconoció que Obama “habló elocuentemente sobre grandes cosas” porque “saca lo mejor de sí cuando hace eso”, lamentó que su historial “a menudo ha quedado lejos del tono elevado de sus palabras”.

“Cuando empieza su último año en el cargo, muchos estadounidenses aún sienten los aprietos de una economía demasiado débil para aumentar el nivel de ingresos. Tenemos una deuda nacional demoledora, un plan sanitario que ha encarecido los seguros y disturbios caóticos en muchas de nuestras ciudades”, apuntó.

En su intervención televisada desde Columbia (Carolina del Sur) posterior al discurso de Obama ante las dos cámaras del Congreso, Haley también situó la actual amenaza terrorista como “la más peligrosa desde el 11 de septiembre de 2001”.

“Este presidente parece que no quiere o no es capaz de lidiar con ello”, indicó la gobernadora, para asegurar después que la presidencia de Obama terminará pronto y que EE.UU. “tendrá la oportunidad de girar en una nueva dirección”.

Haley insistió en el argumento esgrimido por muchos republicanos de que EE.UU. no puede permitirse una política “de fronteras abiertas”, que debe “detenerse la inmigración ilegal” y que “en esta época de terrorismo, no se puede dejar entrar a refugiados cuyas intenciones no pueden determinarse”.

Por su parte, el presidente del Partido Republicano, Reince Priebus, emitió un comunicado en el que lamentó que, tras siete años de presidencia de Obama, EE.UU. es “menos próspero, menos seguro y menos libre” y criticó los, a su juicio, “fracasos y promesas incumplidas” del mandatario estadounidense.

“La única cosa que el presidente dejó clara hoy es que los próximos diez meses consistirán en asegurar que le sucederá Hillary Clinton, quien califica su presidencia fallida con una ‘A’ y quiere llevar al siguiente nivel su agenda izquierdista y divisiva”, apuntó.

También el presidente de la Cámara de Representantes, el republicano Paul Ryan, quien presenció estoicamente todo el discurso de Obama sentado justo detrás de él, lamentó que, “como es habitual”, el gobernante “trató de dirigir las percepciones de la gente en lugar de enfrentarse a la realidad”.

“No tuvo una respuesta sobre cómo derrotar al Estado Islámico (EI). Si todo fuese tan bueno como él ha dicho que es, dos tercios de los estadounidenses no dirían que el país va por mal camino”, concluyó.

Finalmente, el aspirante a la nominación republicana y exgobernador de Florida Jeb Bush aseguró que Obama “vive en un mundo aparte” si considera que EE.UU. es hoy más seguro, y apuntó “al crecimiento del EI, las pruebas nucleares norcoreanas, el caso sirio y los talibanes en marcha”. (1)EFE