Restaurante atacado por yihadistas en Dacca reabre en un nuevo lugar

restaurante-atacado-por-yihadistas-en-dacca-reabre-en-un-nuevo-lugarDacca, 11 ene (EFE).- El restaurante de Dacca que el pasado 1 de julio fue objeto de un ataque yihadista que causó 22 muertos, entre ellos 17 rehenes extranjeros, ha reabierto sus puertas en una nueva localización, informó hoy a Efe uno de sus propietarios.


La inauguración del Holey Artisan Bakery-O’Kitchen se produjo anoche en el área diplomática de la capital bangladesí, a tan solo un kilómetro de donde se encontraba el establecimiento que fue escenario de la masacre hace medio año, dijo el propietario Sadat Mehedi.

“Recibimos muchos clientes el primer día de la reapertura en nuestro nuevo emplazamiento, incluidos algunos extranjeros, que nos animaron y alabaron nuestro valor”, afirmó Mehedi.

Según anotó el dueño del Holey, el nuevo local se enfocará ahora hacia la panadería, dejando a un lado, por su tamaño más reducido, su gran especialidad: la cocina mediterránea.

Detrás de la cocina mediterránea del Holey original se encontraban dos chefs argentinos, quienes, de acuerdo con Mehedi, han decido no participar en el nuevo proyecto, a diferencia de la mayoría del antiguo del personal, que sí se ha reincorporado.

El pasado noviembre, tras una orden judicial, Mehedi pudo regresar a su antiguo restaurante, que había sido precintado por la Policía mientras continuaban las investigaciones como escenario de la masacre.

Aquel lugar será transformado ahora en una vivienda, donde el propietario baraja crear además en el futuro un memorial por las víctimas.

El viernes 1 de julio, en las postrimerías del mes sagrado islámico del Ramadán, un comando de cinco yihadistas que declararon lealtad al Estados Islámico (EI) penetraron en el restaurante y mataron a machetazos a 9 italianos, 7 japoneses y una india, a los que torturaron tras confirmar que no sabían recitar el Corán.

El ataque se prolongó durante 12 horas, y finalizó con la intervención de la Policía y la muerte de cuatro de los terroristas, todos ellos de edades comprendidas entre los 20 y los 30 años, y la captura con vida de un quinto.

Pese a la reivindicación de los autores, el Gobierno bangladeshí ha desestimado la presencia del Estado Islámico en el país y ha atribuido este ataque a una facción del grupo extremista local Nuevo Jamaatul Muayihin Bangladesh (JMB).

Bangladesh se halla en un momento difícil al atravesar una ola de violencia yihadista que en tres años ha causado unos 70 muertos en atentados contra minorías religiosas, pensadores laicos, activistas o extranjeros. EFE