jueves, septiembre 24, 2020
Inicio > Noticias > Internacional > Retiran licencia a universidad pública peruana por su baja calidad

Retiran licencia a universidad pública peruana por su baja calidad

Lima, 28 oct (EFE).- La criba del Gobierno de Perú a las universidades que no aseguran condiciones básicas de calidad afectó este lunes, por vez primera, a una universidad pública del país, donde estudian cerca de 20.000 estudiantes.

Se trata de la Universidad Nacional Luis Gonzaga de Ica, situada a 300 kilómetros al sur de Lima, y que a la fecha cuenta con un total de 24 facultades y 19.400 estudiantes.

Esta casa de estudios, creada en 1955, no pudo demostrar ante la Superintendencia Nacional de Educación Superior Universitaria (Sunedu), ente encargado de supervisar que las universidades reúnan las Condiciones Básicas de Calidad, que cuenta con los requisitos esenciales para su funcionamiento.

Entre ellos asegurar infraestructura y equipamiento adecuados, líneas de investigación; así como tampoco que “cuenta con instrumentos de planificación consistentes orientados a elevar la calidad académica, ni articulados con los planes institucionales”, señaló la Sunedu en un comunicado difundido este lunes.

El ente supervisor señaló en el mismo documento que los mecanismos de mediación e inserción laboral de la universidad para con sus alumnos “no son efectivos”, debido a la ausencia de convenios marco específicos suscritos para el 70 % de sus facultades.

“Desde enero del 2018 a la fecha, un solo estudiante de 91.318 personas registradas en la Bolsa de trabajo logró beneficiarse con una oferta laboral colocada en dicho sistema”, observó, entre otros puntos, la Sunedu.

MÁS DE 20 UNIVERSIDADES SIN LICENCIA

La Sunedu se creó en Perú en el 2015 como un mecanismo para revertir la precarización de la educación superior en el Perú, que desde la crisis económica de los años 80 padeció una desatención de parte del Estado a sus universidades públicas.

Se sumó luego, a partir de 1996, durante el gobierno de Alberto Fujimori (1990-2000), una ley de promoción de la inversión en la educación que habilitó la creación de universidades privadas con fines de lucro, lo que convirtió a Perú en el segundo país suramericano con mayor número de universidades, con 145 centros de educación superior, solo por detrás de Brasil.

No obstante el elevado número, la posición de estas universidades en los ránkings internacionales reflejaban una grave deficiencia en su calidad, por lo que en 2008, el Tribunal Constitucional concluyó que la actividad educativa universitaria debe contar con “la irrenunciable, eficiente, eficaz y permanente supervisión y fiscalización del Estado”, lo que habilitó la creación de la Sunedu.

Los resultados, en solo un año, de su riguroso filtro y supervisión han sido por lo menos preocupantes, ya que 21 universidades privadas no obtuvieron licencia y otras 42 -entre públicas y privadas- aún se encuentran bajo evaluación.

Se suma ahora, como número 22 con licencia denegada la primera universidad pública.

Una situación que el Ministerio de Educación conocía que podía ocurrir con las universidades públicas que a la fecha no habían sido licenciadas.

PLAN DE EMERGENCIA

Por ello, la pasada semana, esta cartera aprobó las disposiciones para la formulación de un plan de emergencia para las universidades públicas con licencia institucional denegada por la Sunedu.

Ello contempla la ejecución de dicho plan, que regirá a partir de los diez días de emitida la resolución del ente supervisor, y buscará con ello alcanzar las condiciones básicas de calidad durante el plazo máximo de dos años, tiempo de cese establecido por la Sunedu, para que más adelante alcancen su licenciamiento. EFE

%d bloggers like this: