Reubican en Cuba restos del célebre naturalista alemán-cubano J. C. Gundlach

La Habana, 12 oct (EFE).- Los restos del naturalista alemán-cubano Juan Cristóbal Gundlach (1810-1896) serán trasladados desde La Habana a la ciudad de Matanzas, donde el cubano-alemán residió y realizó importantes estudios sobre la fauna local, informaron medios estatales de Cuba.

El cadáver de Gundlach, que reposa embalsamado en el cementerio Cristóbal Colón de La Habana, será llevado próximamente a la localidad situada unos 100 kilómetros al este de la capital cubana, anunció el historiador de Matanzas, Ercilio Vento, que fue quien identificó en 2002 el cuerpo del científico en un panteón de la necrópolis habanera.

Sin especificar fecha, el historiador de Matanzas explicó durante una conferencia que “están en marcha las gestiones para trasladar el cuerpo conservado del naturalista en su ataúd de dos metros de largo y unos 80 centímetros de ancho”, recogió la prensa cubana.

Además, adelantó que posiblemente se reserve un espacio donde se emplazará “un modesto monumento donde colocar los restos de Gundlach para su reposo definitivo”.

Nacido Johannes Christoph Gundlach Redberg en 1810 en Marburgo (Alemania), donde se graduó como doctor en Filosofía y comenzó sus investigaciones en el área de la zoología, se mudó con 29 años a Cuba, país que lo adoptó y en el que residió por el resto de su vida, y también donde se cambió el nombre a Juan Cristóbal.

Gundlach es uno de los naturalistas que más han contribuido al conocimiento de la fauna cubana al estudiar y clasificar numerosas especies, entre ellas el famoso zunzuncito o pájaro mosca que es considerada el ave más pequeña del mundo con unos 5 centímetros del pico a la cola y capaz de volar a velocidades superiores a los 100 kilómetros por hora.

El científico, que en 1895 inauguró el Museo Zoológico Cubano, dejó como principal legado su colección entomológica de 5.497 especímenes de 1.705 especies de 993 géneros y 163 familias, que se conserva en el Instituto de Zoología de la Academia de Ciencias de Cuba. EFE