Revisarán cuentas para saber cómo se entregaron administraciones 

Será necesario esperar a que inicie el proceso de revisión de las cuentas públicas correspondientes al 2016, para contar con información detallada sobre la situación en la que se realizó el cambio de administración en los gobiernos estatal y municipales, señaló Luis Arturo Villarreal, titular de la Entidad de Auditoría Superior del Estado.

Al referirse a la situación en la que se encuentran las administraciones de los ayuntamientos y la estatal, puntualizó que no se tiene información detallada al respecto, por lo cual será necesario esperar a que estos gobiernos entreguen sus cuentas públicas correspondientes al ejercicio de este año, para iniciar una revisión en lo que se refiere a la aplicación de los recursos.

Recordó el funcionario que se trata de un proceso que se lleva a cabo cada año, durante el cual la Entidad efectúa una revisión sobre la aplicación de los recursos públicos en los distintos programas y obras que realizaron los gobiernos, pero es necesario esperar a que concluya el ejercicio presupuestal, para poder iniciar esta revisión.

En el caso de los 39 ayuntamientos y el Gobierno del Estado, la entidad tendrá que esperar a que los titulares presenten las cuentas públicas correspondientes a este año, para determinar si la aplicación de recursos se realizó de acuerdo a lo que establece la normatividad, o bien si hay observaciones, para luego recordar que los estados financieros mencionados deberán presentarse primero al Congreso del Estado, para que este a su vez los turne al órgano fiscalizador, lo cual podría suceder durante el mes de febrero del 2017.

Será hasta después de ese mes cuando la EASE podrá iniciar una detallada revisión de la aplicación de recursos públicos de un ejercicio que tendrá como característica que presentará información acerca del trabajo que realizaron dos administraciones, lo cual permitirá tener mayores datos con respecto al proceso de entrega-recepción que se llevó a cabo en este año, así como de la aplicación del presupuesto que se recibió a principios del mismo, tanto en obra pública como en distintos programas.